La preocupación por la ciberseguridad crece cada año, razón por la cual las empresas realizan cada vez más inversiones en este ámbito. De acuerdo con la consultora Canalys, durante el primer trimestre del año se alcanzó un total de 9.700 millones de dólares en términos de envíos en el mercado de ciberseguridad mundial.

Esta cifra representa un 14,2 % más respecto al mismo período del 2018. México no es ajeno a esta realidad. Las inversiones en ciberseguridad cada vez son mayores, principalmente, en las grandes corporaciones. Las empresas de menor tamaño aún no se adaptan al sistema, por lo que son más vulnerables a ciberataques.

El aumento de la inversión en este sector demandará también más recursos humanos. De hecho, se estima que en los próximos tres años en nuestro país habrá una demanda de 2 millones de ingenieros especializados en seguridad informática.

Según Florian Felsing de HOSTALPACA, los negocios han entendido que la seguridad cibernética es un factor indispensable para su éxito. Particularmente, el mercado en México aún está en crecimiento, por lo que en un futuro cercano se necesitará más profesionales especializados en esta labor. Se estima que el problema de los ataques cibernéticos impacta al país con casi 10.000 millones de dólares anuales.

De acuerdo con el director comercial de Data Warden, las instituciones y gobiernos de todo el mundo enfrentan cada vez mayores amenazadas de seguridad, traducidas muchas veces en ciberataques con robos de información. Pese a esta situación, el especialista lamentó que la cantidad de profesionales para prevenir futuros escenarios sea insuficiente.

Además precisó que hoy en día es complicado encontrar un perfil especializado en prevenir y responder incidentes de seguridad. Indicó que se necesita trabajar con mayor rapidez en la formación de profesionales para la industria en auge. De esta manera, no habrá una escasez para la cada vez mayor demanda de profesionales de este sector.

Por otra parte, apenas el 23 % de especialistas en ciberseguridad considera que la universidad está preparando de manera adecuada a los estudiantes para el trabajo a futuro. Los expertos en la materia consideran que el perfil que se necesita no se limita a habilidades técnicas y ciertos conocimientos.

El representante de Data Warden sostiene que los profesionales deben desarrollar una visión global de la institución en la que brindan soporte, con el objetivo que detectar qué áreas son más sensibles a un ciberataque. Anticiparse al riesgo es más importante que solucionar los problemas.

Por otra parte, los ingenieros en formación deben desarrollar habilidades y destrezas para trabajar en equipo y resolver problemáticas en cada área involucrada en el proceso de proteger la información. También es importante implementar estrategias para capacitar y brindar información al usuario final, quien es considerado el eslabón más débil de proceso. Está demostrado que la mayoría de ataques cibernéticos ocurre por errores humanos.

Las profesiones que más demanda tendrán en el mercado son: ingeniero de seguridad o técnico de seguridad, auditores de ciberseguridad, gerente de Seguridad Lógica, CISO (Chief Information Secuvrity Officer y data Protection Officer (DPO).

En la actualidad, el sector que está más preparado para los ciberataques es la banca. Estas empresas han comprendido la importancia de la seguridad y la abordan de manera periódica. No obstante, la misma política debe replicarse al resto de sectores. Cuando mayores son los ingresos de las empresas, mayor es el atractivo para los atacantes.

Una adecuada implementación de la seguridad cibernética protegerá a las empresas de los cada vez mayores ataques. México es actualmente el tercer país con más ciberataques, lo cual originó una pérdida de 7.7 mil millones de dólares en 2017.