Continuando con los partidos de preparación de cara al Campeonato Mundial de Voleibol Femenil Sub-20, la Selección mexicana visitó el día de ayer al municipio de Rincón de Romos, en donde enfrentó a la escuadra de Perú, siendo un gran duelo que se fue hasta los cinco sets.
En un poliforum bastante lleno, el equipo femenil de voleibol mexicano sumó su tercera victoria en su camino de preparación para el próximo Mundial, el cual arranca el día de mañana a partir de las 12:30 en el Auditorio “Morelos”.
En el primer set, el equipo mexicano tuvo una gran actuación y consiguió su primer triunfo en el partido con un marcador de 25-18, demostrando su buen momento anímico luego de derrotar en dos ocasiones a la selección de Egipto.
Para el segundo set, la escuadra azteca había comenzado bien, sumando una pequeña ventaja, pero poco a poco las peruanas fueron respondiendo y se adueñaron del encuentro, por lo que perdieron de vista a las mexicanas y empataron el partido con un marcador de 19-25.
Fue en el tercer set cuando más drama se vivió, ya que desde el primer punto, ningún equipo estuvo con una ventaja mayor a tres unidades en todo el set, aumentando uno a uno su puntaje, por lo que se esperaba un final con muerte súbita, aunque eso lo evitó el cuadro sudamericano ya que ganó 23-25.
Con el partido en desventaja, al equipo comandado por Luis León no le quedó nada más que reaccionar en el cuarto set y buscar la remontada, y tras una buena actuación de las mexicanas, junto con el apoyo de la afición de Rincón de Romos, las aztecas lograron la victoria 25-21, obligando el quinto set.
Finalmente, en el último asalto la escuadra local tuvo una mejor destreza física y anímica para quedarse con el triunfo, ya que con un marcador de 15-10, las mexicanas se llevaron su tercer triunfo en estos duelos amistosos, llegando con el pie derecho a su debut de mañana en el Mundial Femenino de Voleibol Sub-20.