Por: José Carlos Romo Romo

Estimado lector, el día primero de este mes, el Presidente de la República presentó, ante el Congreso de la Unión y por conducto del Secretario de Gobernación, su Segundo Informe de Gobierno en cumplimiento al imperativo legal que le marca el artículo 69 constitucional. Con dicho informe, todos los mexicanos podemos conocer el estado general que guarda la administración pública que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto. Ahora toca el turno a los legisladores federales para la revisión del mismo y con ello fijar su posicionamiento sobre los aciertos y desaciertos del Gobierno Federal.

A partir de entonces, en los medios de comunicación se han difundido una muy diversa gama de opiniones y expresiones sobre el mencionado informe. Algunas muy optimistas y alentadoras, evidentemente porque provienen de personas comprometidas o que simpatizan con el proyecto de gobierno del Presidente Peña y su partido, y otras totalmente contrarias, que sólo buscan señalar errores, desatenciones o falta de cumplimiento de compromisos, apoyadas por gente claramente contraria al partido en el gobierno y que sistemáticamente se están oponiendo a todo. Vaya extremos.

En estos últimos días, poco se hablado y, sobre todo, profundizado sobre el contenido del informe. En los spots del Gobierno Federal sólo se exalta el “proceso transformador” que está viviendo el país, en el mensaje del Presidente Peña a la Nación se destacó, por encima de lo demás, el anuncio de la construcción del nuevo aeropuerto de la Ciudad de México, y posteriormente el lanzamiento del programa social denominado “Prospera” que vendrá a sustituir y ampliar el actual programa de “Oportunidades”, entre otros temas de proyección a corto o mediano plazo, pero de realización futura.

Pero, ¿qué no hay elementos a resaltar en este informe? Por supuesto que sí. Me di a la tarea de leer y analizar el documento ejecutivo del multicitado informe y de ahí se pueden rescatar múltiples acciones que el Gobierno Federal ha implementado en estos últimos doce meses de gestión pública, entre las que sobresalen, por citar algunos ejemplos, las siguientes:

  • En los primeros 7 meses de 2014, ocurrieron 27.8% menos homicidios dolosos que en el mismo periodo de 2012.
  • En los primeros 7 meses de 2014, el delito de secuestro disminuyó 6.8% respecto al mismo periodo de 2013, y en cuanto al de extorsión, la reducción es de 20% en comparación con 2013.
  • Hoy, 3.1 millones de mexicanos comen mejor gracias a la puesta en operación de 4,522 comedores comunitarios.
  • El programa “Oportunidades” beneficia actualmente a 6.1 millones de familias mexicanas. De diciembre de 2012 a agosto de 2014, el tamaño del padrón se amplió en 255 mil familias.
  • A fin de ampliar la cobertura de los servicios de salud, el Sistema de Protección Social en Salud ha incorporado a 6.5 millones de mexicanos más.
  • El programa “Pensión para Adultos Mayores” ha crecido 87%, al alcanzar una cobertura total de 5.7 millones de mexicanos mayores de 65 años.
  • En la presente administración, se han otorgado 858,744 financiamientos para adquisición de vivienda nueva, 254,480 créditos para adquisición de vivienda usada y 914,328 apoyos para mejora de la vivienda.
  • Por primera vez, se realizaron concursos nacionales de oposición para el ingreso a la educación básica y media superior, a fin de ocupar 14,830 plazas docentes para el ciclo escolar 2014-2015.
  • En 2013, gracias al programa “Escuelas Dignas”, se rehabilitaron 2,675 planteles, con una inversión de 2,564 millones de pesos. En 2014, se invierten 3 mil millones de pesos adicionales para remodelar otras 4,429 escuelas.
  • En el ciclo escolar 2014-2015, habrá 7,833 “escuelas de tiempo completo” adicionales, para alcanzar un total de 23,182, es decir, 58% de la meta sexenal.
  • En cuanto a la cobertura del Sistema Educativo Nacional, en el ciclo escolar 2013-2014 se atendió a 35.7 millones de alumnos, es decir, 452,749 estudiantes más que en el ciclo anterior.
  • El Programa Nacional de Infraestructura 2014-2018 contempla una inversión histórica en infraestructura de 7.7 billones de pesos (más de la tercera parte del Producto Interno Bruto del país estimado para 2014).
  • En 2013, la producción nacional de los cultivos de arroz, frijol, maíz, trigo, soya y sorgo cubrió el 68% de la demanda nacional, 5% más que en 2012.
  • De enero de 2013 hasta el primer semestre de 2014, México ha recibido 48,904 millones de dólares por concepto de inversión extranjera directa.
  • Las exportaciones en el primer semestre de 2014 crecieron 4.2%, cifra muy superior al crecimiento de 0.5% que tuvieron en el primer semestre de 2013.
  • En los primeros 7 meses de 2014, se han creado 440,911 nuevos empleos formales, 46.6% más que en el mismo lapso de 2013.
  • Se ha fortalecido la presencia de México en el mundo mediante una vinculación más estrecha con países de todas las regiones, participando en foros multilaterales y promoviendo una creciente cooperación internacional.

Con todos estos datos duros sobre el avance del país, creo que no deben pasar por alto los esfuerzos de la administración pública del Presidente Peña para “transformar a México”. El Gobierno Federal está empeñando en cambiarle el rostro al país, a lo interno con mejores condiciones de vida y hacia afuera con una política exterior caracterizada por un permanente hermanamiento e intercambio con todos los países el mundo.

Como es costumbre, agradezco el favor de su lectura y atención.Lo espero, una vez más, el próximo sábado.

Correo electrónico: [email protected]

Twitter: @josecarlos_romo

¡Participa con tu opinión!