Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-En la Colonia Contadero, en Cuajimalpa, los vecinos llevan un lustro esperando que el Gobierno de la Ciudad de México concluya la construcción de un hospital general, que suplirá al que se incendió tras la explosión de una pipa de Gas Nieto.

Mientras tanto, en China levantan en tiempo récord el Hospital Huoshenshan, que tendrá 2 mil camas y estará dedicado a atender el brote del coronavirus. Se prevé que esté listo el 2 de febrero.

El 29 de enero de 2015, una fuga de gas LP originó una explosión en el Hospital Materno Infantil, lo que dejó un saldo de 5 personas muertas y 72 heridos. En enero de 2018, el entonces Jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, dijo que «en breve» sería concluido el nosocomio, lo que nunca ocurrió.

Será finalmente la siguiente semana cuando arranque la construcción del Hospital General de Cuajimalpa.