El día de ayer por la mañana, tiempo de México, se llevó a cabo el tercer encuentro en el Mundial de la FIVB de Voleibol de Sala, el evento se encuentra disputándose en Japón y las mejores voleibolistas se encuentran buscando la gloria.
Tras sumar su primera victoria el domingo al vencer 3-0 a Argentina, el equipo mexicano buscaba una hazaña contra las anfitrionas, que tenían una marca de 1-1 al igual que las aztecas. Tal y como la fanaticada local esperaba, el partido solamente fue de un lado, las niponas dominaron en todo momento a las mexicanas que poco pudieron hacer ante el buen nivel de las japonesas.
En el Yokohama Arena se presentaron muchos aficionados locales que llenaron completamente las gradas, con la intención de hacer pesar la localía. Japón quería terminar rápido el encuentro ya que el día anterior se midieron a Holanda en un choque que duró más de dos horas. Las niponas lucieron dominantes gracias a Sarina Koga y Yuki Ishii que tuvieron grandes puntos, el primer set se lo llevó fácilmente Japón por 25-15. Con algunos remates potentes de Nagaoka, las niponas siguieron con buena forma en el segundo set y se lo llevaron por idéntico marcador de 25-15. A pesar de algunos buenos puntos por parte de Samantha Bricio y de la capitana Andrea Rangel, Japón cerró el partido ganando 25-15 el tercer set para llevarse fácilmente el encuentro por marcador de 3-0.
Japón registró 13 aces a lo largo del encuentro, siendo un punto favorable para las locales que desde el saque complicaban a las mexicanas. Miyu Nagaoka fue la mejor anotadora japonesa con 14 unidades, mientras que por México hubo un triple empate en cuanto a puntos ya que Samantha Bricio, Andrea Rangel y Melanie Parra sumaron diez puntos cada una. México se rezaga en el grupo A con marca de 1-2.