En los 17 mundiales de basquetbol que ha habido desde 1950, la selección mexicana sólo ha participado en cinco ocasiones, siendo la primera en 1959 y la última en el pasado mundial del 2014.
Y después de que el fin de semana pasado, los guerreros perdieran sus dos encuentros de la clasificación de Américas en FIBA, los mexicanos no pudieron clasificar al mundial de China 2019, siendo una vez más uno de los países ausentes a pesar de ser potencia deportiva.
Con su derrota ante Panamá por un marcador de 76-65 y ante Argentina por un 85-71, la selección mexicana quedó matemáticamente fuera del mundial del próximo año, por lo que sus dos encuentros como local en la tercera ventana de juegos no servirán de mucho.
Después de avanzar a la segunda fase, el equipo mexicano terminó con sólo 9 puntos, por lo que debió tener una gran segunda fase para buscar los primeros tres lugares del grupo, o bien el cuarto lugar para tratar entrar al Mundial de China por medio del repechaje.
No obstante, en la primera ventana de partidos, el equipo mexicano cayó ante Argentina en la Ciudad de México, y posteriormente ante Uruguay en el cono sur, poniendo más difícil su clasificación.
El pasado fin de semana, los guerreros necesitaron de un milagro, pero al caer ante Panamá y Argentina, ambos de visita, el milagro se esfumó ya que matemáticamente quedaron fuera del mundial, pues con sus 13 puntos les sería imposible alcanzar el cuarto lugar aún ganando los siguientes 4 puntos debido a que Puerto Rico suma 16, y en caso de dos derrotas, llegaría a 18.
La tercera ventana de partidos se jugará el 22 y 25 de febrero, ambos en la Ciudad de México, el primero será ante Uruguay y el segundo ante Panamá, siendo partidos por mero compromiso ya que México estará por treceava ocasión fuera de una Copa del Mundo en el baloncesto internacional.