Solamente la denuncia puede frenar las fiestas “rave”, que se organizan clandestinamente en locales o casas en las orillas de la ciudad o medio rural, caracterizadas por la afluencia de menores de edad e ingesta de alcohol y drogas.
El director de Reglamentos del Municipio capital, Jesús Aranda Ramírez, aceptó que es muy difícil ubicar estos eventos, precisamente por su condición clandestina e ilegal. Agregó que los jovencitos de secundaria y bachillerato se organizan sigilosamente y si la autoridad no tiene pista alguna, no puede intervenir para interrumpirlas y asegurar los productos de consumo ilegal, cuando se trata de menores de edad.
El funcionario informó que recientemente, con la denuncia de una madre de familia, preocupada porque escuchó a su hijo que participaría en una “rave party”, fue posible llegar al lugar, asegurar los insumos y acabar con la fiesta, en la que participaban unos 800 jovencitos, muchos de ellos, menores de edad.
Insistió en que sólo con la denuncia social podrán intervenirse este tipo de eventos, de ahí la importancia de que los padres estén alertas, principalmente los fines de semana y les pidan a sus hijos información de a qué antro o fiesta van a ir, siendo necesario corroborarlo, porque los chavos no siempre dicen la verdad, máxime cuando se trata de una reunión ilegal.
“Los jovencitos saben perfectamente que en este tipo de fiestas corre el alcohol a raudales y diversos tipos de drogas, y al haber mujeres y hombres, suele llegarse a los excesos, poniendo en riesgo su integridad física y salud”.
Incluso, hay el riesgo de que consuman bebidas adulteradas, en un afán de conseguir botellas baratas, sin medir consecuencias; también suelen recurrir a cigarros de procedencia ilegal, precisamente porque son más económicos que las marcas tradicionales y con licencia de la autoridad sanitaria.
Este tipo de fiestas, se realizan en lugares apartados, para pasar desapercibidas y que la autoridad no intervenga, de ahí la importancia de que se reporten, lo que puede hacerse de manera sencilla, con un mensaje de WhatsApp al 449-257-70-49.