A través del Fondo de Aportaciones Múltiples Superior, el Instituto de Infraestructura Física Educativa del Estado de Aguascalientes (IIFEA) invierte este año un total de 110 millones de pesos para atender las necesidades de siete universidades tecnológicas de carácter público y la Autónoma, informó el titular de la dependencia, Gerardo Valadez Pérez.

Luego, desglosó los recursos públicos destinados a las instituciones de educación superior, destacando que la Universidad Politécnica de Aguascalientes recibe una aportación de 5 millones de pesos para la conclusión de un edificio académico.

Para la Universidad Tecnológica del Norte de Rincón de Romos se ejercen 2.3 millones de pesos en equipamiento; en tanto que la UT “El Retoño” dispone de un recurso de 19 millones de pesos para terminar con la construcción y el equipamiento del edificio de las villas estudiantiles que se realizan en el fraccionamiento de Villas de Nuestra Señora de la Asunción.

Para la UT de Calvillo se canalizan ocho millones de pesos para concluir una biblioteca. Y la Universidad Tecnológica de Aguascalientes cuenta con veinte millones de pesos para su centro de investigación automotriz.

Respecto a la Universidad Autónoma de Aguascalientes, dijo que el IIFEA canaliza directamente los recursos para esa institución de educación superior y que para este año se alcanzó la cifra de los 19 millones 839 mil pesos, donde la Autónoma es responsable de elaborar y ejecutar sus proyectos y sus obras.

Gerardo Valadez Pérez indicó que la obra de la nueva Universidad Tecnológica Metropolitana ya está licitada y en la construcción de ese plantel se ejercerán 30 millones de pesos, más otros cinco millones de pesos para equipamiento.

Añadió que cada año ha ido aumentando el Fondo de Aportaciones Múltiples Superior, a causa de una mayor presencia institucional de carácter público y la Autónoma de Aguascalientes. En el 2017 y 2016 se aplicaron alrededor de 90 millones de pesos en cada uno de esos ejercicios.

Finalmente, el arquitecto Valadez indicó que fue una empresa local la que ganó la licitación pública de la construcción de la Universidad Tecnológica Metropolitana, la cual demostró solvencia, capacidad financiera y estructura técnica para ejecutar esta obra. El constructor es Carlos Barrera de la empresa CBG, quien tiene el reto de entregar esta obra a más tardar en el mes de marzo de 2019, a causa de la temporalidad de los recursos autorizados para este proyecto que ahora es una realidad.