La cuesta de enero ya alcanzó a los trabajadores, pues según datos de la Consar, el mes pasado aumentó en 44% la ayuda al Seguro de Desempleo que otorgan las Afores, comparado contra el mismo mes de 2019, así lo dio a conocer el asesor del Colegio de Economistas de Aguascalientes, Gerardo Sánchez Herrera.

El especialista detalló que de acuerdo a la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar), durante enero pasado hubo una derrama económica de 1,335 millones de pesos que los trabajadores en el país solicitaron por ayuda de desempleo, es decir, 391 millones más con respecto al año pasado, cuando fueron 944 millones de pesos.

Detalló que esto es un asunto grave ya que es un reflejo de la situación de recesión que vive el país, la cual ya alcanzó a una parte de los mexicanos que se quedaron sin trabajo al inicio de este año y que de repente hacen uso de este mecanismo para lograr obtener recursos para poder sobrepasar los gastos.

Sin embargo, Sánchez Herrera hizo hincapié en que el trabajador no use este mecanismo del Seguro de Desempleo que otorgan las Afores, toda vez que a la larga esto se revierte en contra de los usuarios, ya que se reducen de 100 a 150 semanas cotizadas y al momento de la jubilación, se deben sumar 1,250 semanas, es decir 24 años con 6 meses, pero si se solicita dicho apoyo, éste se descuenta y representa unos 2 o 3 años que debe trabajar la persona de más, para poder completar las semanas que pidió cuando se quedó sin empleo. “Estamos hablando que el trabajador debe pensar que va a trabajar de 26 a 27 años cotizando al IMSS”.

Por lo anterior, dijo que lo más recomendable es acudir a otro tipo de esquema de préstamo, incluso hasta el de las casas de empeño, las cuales aunque cobran tasas infrahumanas, resultan mejor a que al trabajador le quiten las semanas cotizadas, pues va a hacer más largo el requisito para jubilarse.