José de Jesús López de Lara

Durante un aparente intento de robo, un ancianito fue asesinado en el interior de su vivienda ubicada en la calle Fray Bartolomé de las Casas, en el Barrio de La Purísima.
Agentes del Grupo Homicidios de la PME sospechan que los autores del crimen, es una pareja de asaltantes que desde hace meses ha venido operando en esa zona y consumado varios asaltos domiciliarios, donde sus víctimas son precisamente personas de la tercera edad.
Por tal motivo se activó una “ficha” de captura para los sospechosos -un hombre y una mujer-, que aparentemente ya estarían identificados desde hace semanas, pero que no habían sido ubicados y arrestados.
Desde anoche mismo, se inició una “cacería” para dar con el paradero de los sospechosos, considerados altamente peligrosos.
Fue aproximadamente a las 21:35 horas del jueves, cuando quedó al descubierto el crimen.
En el interior de una vivienda ubicada en la calle Fray Bartolomé de las Casas, en el Barrio de La Purísima, fue encontrado el cadáver de un hombre identificado como José Luis “N”, de 80 años.
Esta persona presentaba huellas de golpes en diferentes partes del cuerpo, así como rastros de sangre.
Además, el cadáver ya presentaba signos de putrefacción, estableciéndose que el ancianito fue asesinado desde el pasado lunes por la mañana o tarde.
Un habitante de la calle Primo Verdad, cuyo domicilio se ubica precisamente justo atrás de la casa de la víctima, informó que ese lunes por la mañana escuchó ruidos de golpes y un grito, pero como todo volvió a la normalidad rápidamente, no le dio mucha importancia.
Ese mismo día le comentó a otro vecino, quien inicialmente tampoco le dio importancia a la versión.
Pero ante la insistencia del habitante de la calle Primo Verdad y saber que al señor José Luis ya no lo habían visto desde el pasado lunes, decidió ir a buscarlo el jueves por la noche.
Después de estar tocando varias veces y no obtener respuesta, el vecino reportó sus sospechas al 911.
Momentos después llegaron unos policías preventivos, quienes tras quebrar un vidrio de una ventana, lograron ingresar a la vivienda y encontraron al señor José Luis muerto justo a la entrada de la casa y en estado de putrefacción.
Inicialmente, se presumió que dicha persona había muerto por enfermedad y sólo acudió personal de Servicios Periciales y agentes del Grupo de Guardia de la PME.
Pero al descubrir que la víctima presentaba huellas de golpes y aparentemente se trataba de un asesinato, se procedió a acordonar la escena y se pidió la intervención de la Unidad de Investigación de Homicidios.
Más tarde, llegaron agentes del Grupo Homicidios y del Grupo Anti-Asaltos de la PME, además del agente del Ministerio Público de Hospitales.
La principal línea de investigación es la de un robo domiciliario.
Y como principales sospechosos aparecen una pareja -hombre y mujer-, que ya ha estado operando en esa zona y ha perpetrado varios atracos domiciliarios, donde las víctimas son precisamente personas de la tercera edad.
Entre los atracos que se tienen documentados está el que sufrió una mujer de 90 años, en su casa ubicada en la calle de La Cruz, en hechos ocurridos en el mes de junio del 2017.