Cristina Gonzalez Godinez 
Agencia Reforma

CDMX.- Jesús Horacio García Vallejo, abogado que hace alrededor de dos meses renunció a la defensa de los líderes de Los Zetas, fue asesinado a balazos, cuando circulaba en su vehículo en calles de la Alcaldía Coyoacán, al sur de la Ciudad de México.

De acuerdo con informes de la Secretaría de Seguridad Pública de la Ciudad de México (SSPCDMX), alrededor de las 11:35 horas dos sujetos a bordo de una motoneta negra dispararon al litigante en la esquina del Eje 10 Sur Pedro Henríquez Ureña y Aztecas, en la Colonia Pueblo de los Reyes.

De 60 años, García Vallejo conducía una camioneta BMW color negro con placas P82ALS y, según la corporación, acababa de salir de su domicilio particular para realizar compras navideñas por Avenida Miguel Ángel de Quevedo.

Algunos testigos dijeron haber escuchado seis detonaciones, aunque el parte preliminar reportó que el abogado tenía heridas por arma de fuego con un impacto en el pecho y otro con entrada y salida en la parte posterior del cráneo.

Los homicidas huyeron por Avenida Aztecas, en dirección sur.

García Vallejo defendió en la década pasada al ex Gobernador de Quintana Roo, Mario Villanueva Madrid, y más recientemente a la ciudadana francesa Florence Cassez, quien fue liberada de la acusación de secuestro por fallas al debido proceso.

El abogado también había representado legalmente a presuntos jefes de organizaciones del narcotráfico, como Miguel Treviño Morales “El 40” y su hermano Óscar Omar “El 42”, considerados como los líderes máximos de Los Zetas.

“El 40” fue detenido el 15 de julio de 2013 en Anáhuac, Nuevo León, y a los pocos meses García Vallejo tomó su defensa. Lo mismo hizo cuando el 4 de marzo de 2015 fue capturado “El 42” en San Pedro Garza García.

Según datos preliminares, entre septiembre y octubre pasado el abogado decidió renunciar a la defensa de los hermanos Treviño, aunque se ignoran los motivos.

El ahora occiso también defendió a Roberto Beltrán Burgos “El Doctor”, del Cártel de Sinaloa, detenido en 2009 y a quien logró liberar en 2014.

Ayer, al conocer del ataque, policías auxiliares solicitaron el apoyo médico del ERUM y trasladaron al abogado hasta el estacionamiento número 8 del Estadio Azteca, desde donde un helicóptero lo transportó al Hospital General Balbuena.

Sin embargo, no lograron salvar su vida.

Por estos hechos, la Procuraduría de Justicia de la Ciudad de México inició la carpeta de investigación CI-FCY/COY-2/UI-2C/D/02238/12-2018.