Staff
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.-Al menos cinco policías fueron ejecutados en las últimas horas en tres entidades del país.
En Colima, dos elementos de la Policía Federal fueron asesinados a tiros la noche del domingo junto a otras dos personas, confirmaron fuentes del Gobierno federal.
Los agentes de la PF se encontraban sentados en unos camastros en la playa La Audiencia, en la península de Santiago, en Manzanillo, cuando desconocidos abrieron fuego contra ellos.
Los policías estaban francos, vestidos de civil, cuando les dispararon por la espalda, de acuerdo con fuentes federales consultadas.
Ambos elementos se encontraban en Colima cumpliendo funciones en el marco del operativo Titán-Escudo, un plan del Gobierno federal para bajar la violencia en los municipios con mayores índices de criminalidad del país, entre ellos Manzanillo, Tecomán, y Colima, en esta entidad federativa.
Las otras dos personas asesinadas en la playa eran trabajadores del hotel donde se hospedaban los agentes federales, de acuerdo con medios locales.
Desde hace dos años, Colima es escenario de una cruenta guerra entre grupos del crimen organizado que ha dejado más de mil 300 homicidios dolosos desde 2016 y ha colocado a esta entidad en el primer lugar de lista de estados con mayor tasa de homicidio del país, incluso por arriba de Guerrero, Chihuahua, Sinaloa o Baja California.
Por otra parte, en Chihuahua, dos elementos de la Policía Ministerial fueron ejecutados la mañana de este lunes.
El atentado ocurrió en el kilómetro 23 de la carretera que conduce a la ciudad de Aldama, en el exterior de un puesto de comida y de una gasolinera, donde personas armadas agredieron a los oficiales.
Aparentemente los uniformados se encontraban comiendo cuando les dispararon con armas calibre 223 y 308, reportaron El Diario de Juárez y otros medios locales.
Según este periódico, entre las víctimas están el comandante de la Agencia Estatal de Investigación en Ojinaga, Rodrigo Ibarra Hernández, y el oficial que lo acompañaba Omar Alejandro Sotelo Álvarez.
De acuerdo con el Fiscal general César Augusto Peniche Espejel, las autoridades cuentan con las características de los vehículos de los agresores y de inmediato se implementó un operativo por aire y tierra, en el que participaron elementos estatales, de la Policía Federal y policías municipales de Aldama y Chihuahua, con el apoyo de un helicóptero en la búsqueda por las carreteras y caminos de terracería.
Hasta anoche, no se habían reportado resultados.
Por último, un policía municipal de Soledad de Graciano Sánchez, municipio conurbado a San Luis Potosí, fue ejecutado en calles de la capital potosina.

¡Participa con tu opinión!