Guadalupe Fernández
Agencia Reforma

TECÁMAC, Edomex.- Instantes de terror vivieron los pasajeros de un autobús al desatarse un tiroteo entre un delincuente y un «justiciero» en la Autopista México-Pachuca.
El maleante perdió la vida por tres disparos, dos en el abdomen y otro en la cabeza, mientras que una pasajera y el cobrador e hijo del chofer del camión resultaron lesionados.
El justiciero se fue del lugar sin ser detenido. Lo mismo hizo el cómplice del hombre abatido.
Policías federales y estatales informaron que a las 7:30 horas, José guadalupe, de 38 años, conducía el autobús 6192 de la línea ODT, placas 979JV3, que viajaba de Pachuca a la Central del Norte, en la Ciudad de México.
Al pasar por el paraje San Diego, en el kilómetro 33+500, dos hombres le hicieron la parada y al subir uno de ellos desenfundó un arma para exigir a los usuarios que entregaran celulares y dinero, narraron los testigos.
En uno de los asientos, un pasajero que iba armado enfrentó al delincuente para impedir el robo, lo que desató la balacera.
En el enfrentamiento una usuaria del transporte, Isabel, de 27 años, fue alcanzada por una bala en el hombro derecho.
El hijo del chofer, Juan Alberto, de 18 años, que estaba como cobrador, recibió un disparo en la ingle derecha.
El asaltante cayó en el pasillo del camión con dos impactos en el abdomen y otro en la cabeza. Por las lesiones murió al instante; su arma quedó a los pies.
Los testigos señalaron que al cesar los disparos, el segundo delincuente se bajó del autobús para escapar; lo mismo hizo el usuario que enfrentó al hampón, de quien los pasajeros no pudieron dar detalles de su aspecto físico.
Isabel y el hijo del chófer fueron llevados en la ambulancia 26 de Protección Civil a una Clínica del IMSS en Tecámac, mientras que el cadáver del hombre se quedó en el autobús al menos 3 horas, hasta la llegada de peritos.
A partir del crimen, los checadores y cobradores de la línea de camiones comenzaron hacer una revisión preventiva a los pasajeros.