En un supuesto ritual, una mujer asesinó y mutiló a su propio hijo de ocho meses de edad, para presuntamente ofrendar su cadáver al Diablo.
El homicidio ocurrió en una vivienda del Municipio de Chimalhuacán.
La mujer identificada como Leticia, de 23 años de edad, nunca registró al menor y de acuerdo con reportes, hace dos semanas el padre de Belcebú, como lo llamaba su mamá, se acercó a pedir ayuda a la Fiscalía General de Justicia mexiquense, debido a que no se le permitía verlo y los vecinos le habían contado que el niño era maltratado, ya que frecuentemente lo escuchaban llorar.
En el lugar del crimen, la Policía encontró un pentagrama marcado en el piso con la silueta del bebé pintada en negro. Además había veladoras, un cráneo humano, figuras de diablos, chivos, aceites y otros objetos esotéricos.
Ella, quien vestía de negro, trató de ocultar el asesinato, pero durante un cateo, agentes detectaron sangre y finalmente el cuerpo mutilado del menor.
Axel, su actual pareja y quien aparentemente la ayudó en el ritual, no fue localizado en el lugar, pero ya es buscado por las autoridades.
Leticia fue enviada a prisión y ya fue vinculada a proceso.