CDMX.- Freddy y Germán Ortega son conscientes que ellos no quieren tener 80 años y seguir haciendo a la Jitomata y la Perejila o a Frankie e Igor; sin embargo, reconocen que la gente les pide a sus personajes cada que pueden. Para mantener el equilibrio en sus carreras, los hermanos Ortega lo mismo se van a Rusia para ser la parte cómica en Azteca, que hacen una serie para la plataforma ClaroVideo, empresa de Carlos Slim.
Con el programa “Hijos de su madre”, los hermanos quieren seguir probando cosas nuevas, para así no encasillarse. “Nosotros queríamos hacer algo en donde no necesariamente tuviéramos que estar precisamente caracterizados o que estuviéramos todo el tiempo en farsa o hacer el gag por el gag, entonces esta serie nos cayó como anillo al dedo”, comentó Freddy Ortega.
Esta es la primera serie de comedia y ficción para los comediantes. Reconocen que no es nada del otro mundo o que no encontraron el hilo negro, pero quisieron producir algo diferente a lo que hacían.
“Familias disfuncionales siempre hay muchas, pero de repente aquí tocamos temas que vemos que en otras series no se tocan, por ejemplo, el poliamor o la visita al proctólogo, por decirte algunos temas.
“Encontramos una línea de humor que ni lleva tantas palabras altisonantes, ni está llena de albures, ni está llena de gags gratuitos, buscamos mezclar humores para que no sea tan predecible, creo que quedó en una tonalidad muy agradable. La gente que lo ha visto lo primero que nos comenta es que le encanta la tonalidad que llevamos”, señaló. (EL UNIVERSAL)