Aunque se afirme que Aguascalientes “ya no es el mismo” que hace 30 o 40 años, en que había menos delitos, no es posible resignarse a convivir con la delincuencia y menos que se convierta en norma de vida, porque sería tanto como arriar banderas y renunciar al derecho que tienen las familias de habitar en paz.

Con bombo y platillo se anuncia que las instituciones bancarias tienen vigilancia especial para evitar que asaltantes a cuentahabientes y “paqueros” hagan de las suyas, sin embargo el hecho de tener patrullas y oficiales en las cercanías de los bancos reduce la vigilancia en el resto de la ciudad y del estado, por más que se diga que con la reorganización de los “cuadrantes” no se descuida ningún sector.

Las autoridades han señalado en varias ocasiones que no tienen los elementos suficientes y si de los que hay una parte se envía a cuidar ese tipo de negocios, es natural que decrezca la seguridad, lo que saben bien los ladrones de toda condición, que ya no esperan a que obscurezca para cometer sus fechorías.

La exigencia de la Cámara de Comercio, en voz de su presidente Rubén Berumen de la Cerda, es que la seguridad constituya la máxima prioridad de las nuevas administraciones, que en poco tiempo se perciba el cambio, porque la sociedad está fastidiada de la situación que ha prevalecido por largo tiempo.

Consideró que no deben olvidar que parte de los votos que recibieron el 5 de junio, tuvieron su origen en la promesa de tener una entidad más segura y habitable, lo que debe reflejarse en el día a día, que exista la confianza de volver al hogar y encontrarlo tal como se quedó, o de ir por la vía pública sin temor a ser asaltado.

El directivo reconoció que la situación que prevalece exige que cada ciudadano haga lo propio por su seguridad, adoptando medidas de prevención que le permita salvaguardar su integridad y sus bienes, por lo que es importante estar alertas cuando se observe algo irregular en la calle, cerca del hogar o del negocio.

Sobre el particular, el gobernador Martín Orozco Sandoval ha señalado que se fortalecerá la coordinación policíaca, de manera que las corporaciones estatales y municipales actúen hacia un mismo objetivo, sin que ello signifique la pérdida de autonomía de los municipios en esta materia.

Se trabaja ya, dijo, en la profesionalización y equipamiento y que todos los elementos cumplan con los estándares de control y confianza, principios de los que se parte para alcanzar los resultados que esperan los aguascalentenses, a los que también pidió involucrarse en esta tarea y así se logre un efecto multiplicador.

Es de esperarse que dentro de lo que se tiene proyectado se incluya la obligación de todos los nuevos ayuntamientos de tener corporaciones profesionales, que los alcaldes no utilicen los pretextos de los actuales, de que no tienen recursos o que les “rasuraron” los apoyos federales y por eso registran deficiencias.

Asimismo, que los titulares de seguridad pública, tanto estatal como municipales, sea de preferencia policías de carrera. Los experimentos que han prevalecido en los últimos sexenios han sido de resultados mediáticos, ya que la venta de estupefacientes y los muertos que deja la lucha por la plaza no se han erradicado, sólo que se recurre a la comparación, de que aquí no pasa lo que en otras partes, pero de lo que se trata no es que sean menos los delitos sino que no sucedan.

En este sentido es mucho lo que falta por hacer, que de entrada está el compromiso del gobernador Orozco de tener soluciones en poco plazo, lo que ojalá se refleje con una reducción real de transgresiones del fuero común y claro está, de atacar y eliminar los cárteles de la droga, que tienen rato de disputar esta plaza.

 

¿EDUCACIÓN DEFICIENTE?

 

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) se ha convertido en el dedo flamígero de las políticas públicas de varios países, principalmente de México, al que no le concede un ápice de crecimiento en los distintos campos, sino un claro retroceso, por lo que – desde su perspectiva – evidencia lo mal que está la nación.

El más reciente señalamiento fue sobre la reprobación que registran alumnos de escuelas públicas y privadas, lo que hace suponer que en materia educativa México está en un enorme bache, sin embargo resulta contradictoria esa afirmación, en función de los premios que obtienen alumnos de distintos grados, tanto a nivel estatal como nacional y el reconocimiento al trabajo que desarrollan universitarios en las competencias nacionales e internacionales.

Se pretende comparar resultados de naciones de primer mundo con las de México y Latinoamérica en general, sin aceptar que las condiciones socioeconómicas y culturales son distintas, además que por el número de habitantes es difícil precisar un paralelismo entre las distintas regiones del planeta.

En el renglón laboral, la OCDE ha sido persistente en que los países aumenten el número de años para la jubilación, bajo el argumento que los sistemas de pensiones pueden colapsar debido al número creciente de personas en retiro, además de que suban los impuestos para que los gobiernos tengan mayores recursos.

Frenar la jubilación sería poner un dique a la necesidad que tienen los jóvenes de ingresar al mercado del trabajo, por lo que es indispensable la  oxigenación y sólo, en caso extremo, podría recurrirse a la recontratación de pensionados bajo una figura que favorezca su participación, pero no que se trate de lesionar a ambos segmentos, con la tesis que la mejor medida es obligar a los “veteranos” a que sigan hasta que físicamente sea imposible su participación.

La situación que se vive actualmente en el sector magisterial de Aguascalientes, de un número considerable de profesores que han salido pensionados o están en el trámite, abre la esperanza a miles de jóvenes que están en la lista de espera. Si a quienes ocupan la plaza se les obligara a quedarse hasta los 65 años, como propone la OCDE, los que aguardan tendrían que dedicarse a otra cosa.

Lo que no se menciona es que el director de la OCDE es el mexicano José Ángel Gurría, a quien se le atribuye ser el jubilado más joven del mundo. A los 43 años de edad obtuvo una pensión vitalicia de Nacional Financiera (Nafin), de la que fue director general por sólo once meses, por la que recibe cerca de un millón de pesos anuales, pensión de la que goza desde hace 22 años, lo que no obsta para que aconseje a los países más ajustes de reforma laboral, más disminución a pensiones y mayor elasticidad en despidos

Lo efectivo es que, en estos casos, cada mexicano valore los informes que emite dicha Organización y analice las razones que tiene para mantener criterios tan bajos, que no se deje someter al desánimo por intereses ocultos y en todo caso, que trabaje y luche por ser mejor cada día, que las cosas positivas vendrán como una consecuencia natural.

 

AHORRO INFANTIL

 

Ante la falta de interés de las instituciones bancarias por fomentar entre niños y niñas el ahorro, los padres de familia, sus familiares cercanos y los profesores pueden promover esta práctica, indicándoles cómo pueden hacerlo, que inicialmente sería guardar una parte de lo que reciben para ir a la escuela o de sus domingos. Hacerles comprender lo estimulante que es reunir una cantidad para comprar lo que han deseado y sobre todo, que sientan que lo hicieron con su esfuerzo, les dejará una lección de por vida que les será de gran utilidad en el futuro.