CDMX.- Gran sorpresa causaron los jugadores de la selección mexicana, Javier “Chicharito” Hernández, Carlos Salcedo y Miguel Layún, quienes se presentaron a su duelo con Brasil, su último en el Mundial, con el cabello teñido de rubio.
Esa cabellera, Jesús Corona ya la había lucido desde el inicio del campeonato en Rusia.
Los jugadores se inclinaron por una tendencia que, según la experta Silvia Galván, ya no está tan de moda.
“Creo que más bien lo hicieron por proyectar solidaridad, unión o quizás hasta una apuesta para ganar, ya que sí está de moda que los hombres se pinten el pelo, pero no de esta manera. Además de que se vio que fue hecho al aventón por el tipo de tinte que se ve poco profesional”, afirmó la experta.
“Podemos hablar de una comunión, de una fraternidad que existe en el equipo, pero también como una manda para que se les asegurara el triunfo de alguna manera”, comentó la también estilista. (Fernando Toledo/Agencia Reforma)