Seguramente durante las vacaciones has visto estas enormes y coloridas letras que conforman el nombre del destino elegido. Lo más probable es que hayas caído en la tentación de tomarte una foto o incluso hacer un video.
Los llamados paradores fotográficos se colocan en sitios estratégicos de los destinos y, de acuerdo con el Consejo de Promoción Turística de México (CPTM), las oficinas de turismo de cada Estado, ciudad o poblado se encargan de su elaboración y mantenimiento.
“Este tipo de letras se han vuelto tan populares que casi todos los visitantes se quieren tomar una foto ahí, lo ven como algo que sí o sí deben hacer; además al compartir la imagen en redes sociales nos ayudan a promocionar al destino”, comenta Carolina Cárdenas Sosa, directora de Desarrollo Económico y Turismo de Mérida.
El diseño de cada parador usualmente lo decide el presidente municipal del destino, o, si es el caso, el comité ciudadano del Pueblo Mágico.
“Para las de Ixtapan de la Sal, el comité eligió colores que estuvieran relacionados con el rehilete que es el símbolo del programa de Pueblos Mágicos. Además, cada letra se intervino con algún elemento representativo del destino, como nuestras artesanías”, explica Juan Carlos Acacio Abarca, director general de Desarrollo Económico y Turismo de Ixtapan de la Sal.
Cabe señalar que, sólo bajo solicitud, el CPTM puede dar algunas recomendaciones en cuanto a colores y estilo de las letras.
Al indagar sobre si hay un programa que regule estos paradores, hasta el cierre de esta edición no se había obtenido una respuesta de Sectur o Fonatur.