El coordinador de Estomatología de la delegación estatal del IMSS, Óscar Guillermo Godínez Torres, hace extensiva invitación, pero en especial a niños, adolescentes y personas que padecen diabetes, hipertensión arterial o están embarazadas, a visitar al dentista para deshacerse de sarro, bacterias y caries. Recomendó acudir cada seis meses.

El experto aseguró que las caries y la periodontitis (inflamación del soporte dental) representan riesgo de infecciones que puede afectar la salud de cualquier persona y la estabilidad de los pacientes crónico-degenerativos.

La falta de higiene bucal es el origen del 100% de los padecimientos que se atienden en el servicio de estomatología, lo que significa una gran acumulación de bacterias que se van de la boca a la tráquea, esófago, bronquios, ganglios linfáticos, vasos sanguíneos, tejidos y válvulas del corazón; causando enfermedades graves.

Además, dijo que las personas con diabetes e hipertensión, tienen el sistema inmunológico deprimido y una cicatrización muy lenta, lo que favorece el desarrollo de infecciones mayores, difíciles de controlar.

Por lo que toca a las mujeres que cursan un embarazo, explicó que las encías tienden a inflamarse y dificultan la limpieza de los dientes, generando bacterias que pueden afectar el proceso de gestación y/o la pérdida de piezas dentales.

Estimó que 9 de cada 10 personas empiezan a perder piezas dentales es a partir de los 20 años de edad, porque cuando acuden al dentista los daños están muy avanzados y ya no se pueden salvar.

No es común que los tutores lleven a los menores al dentista durante la infancia o la adolescencia. La primera consulta dental de una persona, es generalmente hasta la edad adulta, cuando las bacterias llevan ya muchos años alojadas en ese organismo.

Hay que reforzar los hábitos de limpieza de dientes y lengua, mismos que deben empezar desde la edad escolar con cepillados técnicamente correctos, aplicados por lo menos dos veces al día; de igual forma -dijo- se debe acudir al dentista de manera preventiva, por lo menos cada seis meses.

Cualquier persona puede solicitar ese servicio con su médico o directamente en el servicio de Estomatología de su Unidad de Medicina Familiar (UMF).

Los consultorios de estomatología de las Unidades de Medicina Familiar (UMF) urbanas, otorgaron cerca de 80 mil servicios dentales durante 2017.

¡Participa con tu opinión!