Más niñas se embarazan

En los últimos años, el rango de edades de embarazos ha bajado y en un 48% corresponde a chicas entre los 13 y los 19 años, reconoció la directora de VIFAC, Miriam Altuzar Coello. Detalló que en dicha casa hogar atienden al año un promedio de 120 niñas incluyendo a sus hijos, con el fin de darles la orientación y las herramientas para que puedan salir adelante.
Puntualizó que durante 17 años de existencia de VIFAC en Aguascalientes, han atendido a poco más de 3 mil 500 chicas; y sobre la situación de los embarazos a muy temprana edad, dijo que es multifactorial, por la apertura que hay en los medios de comunicación al brindar contenidos con gran accesibilidad.
Aunado también a que, desde el punto de vista familiar, no se ejerce una real autoridad paterna o materna con el grado de madurez adecuado para impedir que las adolescentes de 13 años abandonen la escuela, donde muchas aún están por terminar la primaria o bien están en la secundaria, lo que genera mayor analfabetismo, mayores problemas, menor prosperidad y menos capacidad de crecimiento personal y laboral.
Altuzar Coello comentó que otro factor que provoca el embarazo a corta edad es la parte afectiva, donde hay quienes las convencen de algo que ni siquiera han pensado y donde generalmente hay un padre o una madre ausente, lo que hace que caigan en tales situaciones.
“Los embarazos adolescentes se dan más en el oriente, que es donde más hay carencias, empezando por la educación y por una falta de liderazgo y autoridad en la familia, del papá, de la mamá o de ambos; y también la parte afectiva es fundamental”.
Igualmente, la presidenta de VIFAC en Aguascalientes reconoció que sólo una sexta parte de las adolescentes que ingresan a la Casa Hogar logran terminar su estancia de formación, ya que muchas se ven forzadas a desistir por sus familias o la pareja, sin embargo, dijo que las mujeres que sí han concluido han tenido un cambio sorprendente en su vida, y es por quienes vale la pena seguir luchando. “Es difícil sacarlas de su entorno, de ese patrón de violencia, pero las que logran hacerlo hacen un verdadero cambio”.