Ayer, en sesión del Congreso, se avalaron reformas a las Leyes de Ingresos de los municipios de Calvillo y Aguascalientes, del Ejercicio Fiscal 2019, para fortalecer el empadronamiento, otorgamiento y expedición de licencias correspondiente a la venta de vinos y licores en las tiendas de conveniencia, departamentales, autoservicio y supermercados de cadenas nacionales y trasnacionales, cuyos precios se elevaron.
Asimismo, para disminuir el costo de los derechos de renovación de licencias a hoteles, moteles, estudios fotográficos y laboratorios, florerías y funerarias.
Al respecto, la diputada Érica Palomino Bernal señaló que su voto sería en contra porque se pretende autorizar incrementos de más del 60%, tan sólo en el tema de tarifas de licencias de tiendas de conveniencia, departamentales y supermercados de tiendas nacionales y trasnacionales; en el 2018 se cobraban alrededor de 113 mil pesos y actualmente se pretenden cobrar 221 mil pesos.
MUJERES EMBARAZADAS. Por otra parte, con el propósito de garantizar una cobertura universal que propicie la atención médica e integral a mujeres embarazadas, se aprobaron reformas a la Ley de Salud del Estado, que planteó el diputado Alejandro Serrano Almanza.
La modificación establece que las personas en estado de gestación podrán acceder a cuando menos cinco consultas prenatales gratuitas, aún y cuando no cuenten con seguridad social; y que toda mujer que presente alguna urgencia obstrética, deberá ser atendida de forma inmediata y sin costo, en cualquier centro hospitalario del sistema estatal de salud.
PERSONAS CON DISCAPACIDAD. El Pleno también aprobó el dictamen para reformar las Leyes estatales de Integración Social y Productiva de Personas con Discapacidad, la de Cultura, y la que regula el Instituto de Capacitación para el Trabajo, modificaciones propuestas por la diputada Patricia García García.
Se contempla un programa operado por el DIF Estatal y la Sedeso, para que se promuevan talleres y cursos en los que desarrollen y aprendan habilidades técnicas, oficios, artes, capacitación formal para el trabajo, servicios culturales, así como la asesoría integral para facilitarles la apertura de micro y pequeñas empresas.
En la entidad hay más de 49 mil de personas en estas condiciones de discapacidad, y la mayoría son de 50 años de edad y más, por lo que se busca insertarlos al sector social en el ámbito económico y generar esquemas de autosuficiencia.