Todo lo que sea a favor de la enseñanza tiene el apoyo incondicional de la comunidad, y con mayor razón cuando se trata de atender la demanda que presenta el sector productivo, al preparar a profesionistas y técnicos que contribuyan al desarrollo en que está inmersa la entidad.

Al dar a conocer la apertura de la nueva Universidad Tecnológica que – provisionalmente – funcionará en la colonia La Salud, mientras se construyen las instalaciones en el fraccionamiento Villa de Nuestra Señora de la Asunción, el gobernador Martín Orozco Sandoval señaló que las carreras que se impartirán es de nanotecnologías, biotecnologías, energías alternativas y farmacéuticas.

En la etapa de arranque será la de nanotecnologías, que se refiere a la tecnología de los materiales y de las estructuras en la que el orden de magnitud se mide en nanómetros, con aplicación a la física, la química y la biología, además de la mecatrónica, que es la fusión o combinación de varias ingenierías, esto es, la mecatrónica pretende ser la ingeniería de precisión por excelencia combinando cuatro disciplinas que son: ingeniería electrónica, ingeniería mecánica, ingeniería informática e ingeniería de control.

En la ceremonia de graduación de alumnos del Bachillerato “Jesús Reyes Heroles”, que tuvo lugar en el Teatro Aguascalientes, el mandatario estatal les sugirió que reflexionen sobre la carrera que habrán de elegir, y que bien podría ser una de las que se ofrecerá en la nueva Universidad Tecnológica, que forma parte de un programa que impulsa el gobierno del estado, principalmente en educación media y superior.

El propósito es promover y apuntalar la competitividad en el sector empresarial, encauzando todo el esfuerzo a la educación dual, movilidad estudiantil, el estudio de idiomas y las nuevas tecnologías, lo que permitirá crear los cuadros que se requieren, al mismo tiempo que los egresados tengan aquí el campo de trabajo, cerrándose así el círculo virtuoso que debe haber entre escuelas de estudios superiores  y oportunidades laborales.

ZARANDEO AZUL

Mientras que el triunfo tiene múltiples valedores que reclaman la paternidad, en la derrota nadie acepta ser parte del tropiezo, por lo que se busca por todos los medios cargarlo a los demás y propiciar tal confusión que asegure salir lo mejor librados.

Es algo que se vive en el Partido Acción Nacional, después del revolcón que sufrió junto con  los demás partidos por parte de Morena, en las elecciones que tuvieron lugar el pasado 1 de julio. Los gobernadores son los más interesados en una renovación total del Comité Ejecutivo Nacional, lo que de darse impediría el regreso de Ricardo Anaya, que algunos de sus cercanos pretenden que reasuma el control, pese a su fracaso como candidato presidencial.

Dos días después de los comicios El Universal publicó las declaraciones del gobernador de Aguascalientes, Martín Orozco, quien consideró que quienes cometieron errores no deben seguir al frente del partido. Se quejó que en algunos temas los mandatarios fueron ignorados, pese a lo que aportaron al grupo: “No nos gustó mucho que nos llevara en la ola por errores de otros lados”, citó

Subrayó que ante lo ocurrido el domingo pasado es factible la reestructuración, “es un tema que tendremos que analizar desde hoy. Estoy muy conciente de que todos cometimos errores, unos más, otros menos, y se debe reconocer. Se debe, no sancionar, pero sí poner en la mesa de acuerdo con el rango de error, puesto que también tiene que haber la responsabilidad y deben entender que quienes cometieron más errores no pueden seguir alzando la mano queriendo ser actores principales en lo que viene del PAN”, apuntó.

Lo que demandan las circunstancias, sostuvo, es hacer mucho trabajo como partido a nivel nacional para poder rediseñar las propuestas y la estrategia del PAN con la meta de recuperar en tres años posiciones en los congresos locales y en el federal.

El día 5 se dio a conocer que 6 de los 12 gobernadores de extracción panista demandaron la renovación de la dirigencia nacional, actualmente en manos de Damián Zepeda, y quien ha señalado que no hay impedimento para que Anaya retorne al cargo. Los demandantes son Martín Orozco, de Aguascalientes; Francisco Domínguez, de Querétaro; Francisco Javier Cabeza de Vaca, de Tamaulipas; Carlos Joaquín González, de Quintana Roo; Carlos Mendoza Davis, de Baja California Sur, y José Rosas Aispuro, de Durango.

 “Hoy más que nunca, Acción Nacional requiere un reencuentro con sus orígenes, ideales y principios. Es urgente la renovación de la dirigencia nacional garantizando la equidad, legalidad e imparcialidad del proceso”, señalaron en la misiva.

Dentro de esta cronología se encuentra el reconocimiento público de los 31 gobernadores y el jefe de gobierno de la Ciudad de México, “al virtual ganador de la Presidencia de la República”, en el que “manifestamos nuestro reconocimiento y felicitación al Lic. Andrés Manuel López Obrador por ser el virtual ganador de la Presidencia de la República (…), expresamos nuestra más amplia voluntad e interés por trabajar de manera ordenada, respetuosa, institucional y responsable para así continuar sumando esfuerzos con el Gobierno de la República entrando al tiempo de reafirmar nuestro compromiso con la sociedad mexicana y el desarrollo nacional”.

El grupo anayista ha cerrado filas para impedir que le arrebaten el dominio, por lo que vienen semanas de medir resistencias y claro está, de cobro de facturas, ya que la coalición que encabezó Anaya con el PRD y Movimiento Ciudadano dejó fuera de las candidaturas a militantes panistas, que sin ninguna oportunidad de disputar los espacios fueron marginados.

NO A “CARROÑEROS”: PRI

Una situación similar a la del blanquiazul se registra en el Partido Revolucionario Institucional, al exigir la organización Democracia Interna, que encabeza el ex gobernador de Oaxaca, Ulises Ruiz Ortiz, una renovación del instituto político con la voz y voto de sus militantes. Sus obuses se enfocan, principalmente, al presidente Enrique Peña Nieto, al que responsabiliza del desastre electoral, y piden que rinda cuentas la dirigencia que encabeza René Juárez Cisneros y Aurelio Nuño, quien fungió como coordinador general de campaña del ex candidato presidencial José Antonio Meade Kuribreña.

“Peña y su gabinete son los principales responsables de esta debacle, como son los responsables de abrir el partido a candidatos externos y de cerrar los espacios a la militancia; de imponer decisiones y candidaturas a placer; de promover cambios a los documentos del partido que atentaron contra la posibilidades democráticas con el pretexto de hacer más fácil la toma de decisiones, con frivolidad, con prepotencia, auxiliados por una clase política que se prestó a esa humillación a los priistas, con la complicidad de gobernadores, dirigentes de sectores y organizaciones. Perder el gobierno de México es, otra vez, la oportunidad de renovarnos y de presentar un rostro distinto a la sociedad”, expone el grupo disidente, que desde hace varios años ha exigido que la militancia tenga derechos plenos en la toma de decisiones.

La respuesta no se hizo esperar, al declarar el presidente del CEN, René Juárez Cisneros, que es necesario anteponer el interés supremo del partido y de la nación a cualquier beneficio “carroñero” que pretenda hacer daño al instituto político.

Dijo que hacia adentro se iniciará una reflexión profunda, al mismo tiempo lanzó la advertencia que no se permitirá que nadie divida, “de ese tamaño será la reflexión: profunda y responsable. Pero será una reflexión serena y prudente. No habremos de permitir que nadie nos quiera dividir, no nos vamos a autoflagelar. Haremos un análisis cuidadoso, honesto, profundo, pero un análisis que al final nos lleve a salir cohesionados y unidos como organización partidaria. En el PRI se respetan todas las voces, bienvenida la diversidad, la pluralidad, bienvenida cualquier idea que no coincida con lo que expresa la dirigencia, pero con una condición: que se anteponga el interés supremo de la nación, a cualquier interés carroñero que pretenda dañar al Partido Revolucionario Institucional. La militancia y los simpatizantes no merecen eso”, puntualizó.

Para unos y para otros la suerte está echada, por lo que sólo queda esperar en qué termina este juego de fuercitas, que ojalá sea para bien del instituto político.

SIN ESTRIDENCIAS

Hace seis años el entonces presidente Felipe Calderón recibió en la Residencia Oficial de Los Pinos a quien lo habría de suceder, Enrique Peña Nieto, acto que ahora cumplió Peña Nieto con Andrés Manuel López Obrador, ganador de las elecciones que tuvieron lugar el domingo pasado, al reunirse en Palacio Nacional.

En ambos casos fue una muestra de civilidad que fortalece la democracia de México y es un reconocimiento abundante a la voluntad de los ciudadanos, que con su voto se manifestaron por la opción que consideran puede beneficiar más al país.

En este primer encuentro, entre el titular del Poder Ejecutivo y el virtual presidente electo, que se desarrolló el 3 de julio, determinaron una transición pacífica en la que ambos equipos trabajarán, principalmente, en el proyecto del Presupuesto 2019 y la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

López Obrador aseguró que el gasto público del siguiente año va a reflejar el programa que planteó, como el aumento a pensiones de adultos mayores, apoyo a jóvenes y el ajuste en los sueldos de los altos funcionarios, y en su caso “voy a ganar menos de la mitad que el Presidente (actual), todo eso va a estar en el presupuesto”.

Dijo que la reunión “fue amistosa y cordial”, al definir que los dos trabajarán de manera coordinada, pero darán tiempo a que el Tribunal Electoral otorgue la constancia de mayoría como presidente electo.

Por su parte, la Presidencia dio a conocer que los grupos de trabajo se reunirán periódicamente para asegurar una transición ordenada, detallada y transparente, que es justamente lo que demandan los mexicanos, además AMLO  se comprometió a que continúen los programas en proceso, que no se detenga ninguna actividad y que se garantice la paz y tranquilidad en esta etapa, de igual manera aceptó la invitación de Peña Nieto para asistir a la reunión de la Alianza del Pacífico en Puerto Vallarta, Jalisco, el 24 de julio.

En lo que se refiere a la renegociación del TLCAN con Estados Unidos y Canadá, adelantó que se mantendrá el equipo negociador, al considerar que los secretarios de Economía, Ildefonso Guajardo, y de Relaciones Exteriores, Luis Videgaray, “no lo han hecho mal”.

De manera particular, el virtual presidente electo informó que Carlos Urzúa, propuesto para la Secretaría de Hacienda, y Alfonso Romo, quien será el jefe de la Oficina de la Presidencia, se encargarán de todo lo referente al armado del Presupuesto 2019, por lo que “tenemos que ponernos de acuerdo en muchos temas y que la transición se dé de manera ordenada, pacífica, y que no haya sobresaltos, que haya confianza en temas económicos y financieros con el compromiso de que vamos a ser respetuosos de la autonomía del Banco de México, que se va a mantener una economía macroeconómica con equilibrios fiscales, que no va a haber injerencia en temas financieros, en lo que respecta al intercambio monetario, lo que tiene que ver con la paridad con el dólar”, expresó.

En el aspecto político, manifestó su reconocimiento a EPN: “Tengo que reconocer que en este proceso electoral el presidente Peña Nieto actuó con respeto y las elecciones fueron en lo general libres y limpias”.

Otros temas que ambos personajes abordaron fue sobre seguridad, del Estado Mayor Presidencial, las reformas educativa y energética , y el Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM); del avión presidencial (que en la campaña prometió que lo venderá), “eso no se trató, pero son posturas que ya se decidieron, son definiciones que vamos a cumplir”, al igual el propósito que el Estado Mayor Presidencial (EMP) pasará a cumplir sus tareas en la Secretaría de la Defensa Nacional, porque de su seguridad personal se encargará la ciudadanía pese a que al salir de Palacio Nacional pidió que ya no lo “apachurren”.

En cuanto a sus viajes como presidente, dijo: “No voy a trasladarme en los aviones del gobierno y no voy a viajar tampoco en los helicópteros, (lo haré) en aviones de línea comercial y por tierra, en eso no hay ningún cambio”.

Por otra parte, tras recibir y agradecer la felicitación de los ex presidentes Carlos Salinas, Vicente Fox y Felipe Calderón, sostuvo que mantiene el compromiso de cancelar las pensiones que reciben quienes estuvieron al frente del Poder Ejecutivo y que ya no gozarán del apoyo de los elementos del Estado Mayor, como ha sido una tradición.

Asimismo, al encabezar el abanderamiento de la delegación deportiva mexicana que participará en los 23 Juegos Centroamericanos y del Caribe 2018, a efectuarse en Barranquilla, Colombia,  el presidente Enrique Peña reiteró que en el encuentro que llevó a cabo con López Obrador proyecta certidumbre hacia los mexicanos y el mundo entero.

En este sentido, “hay claramente un ganador, un virtual ganador que fue reconocido por las demás expresiones políticas y por un servidor, como Presidencia de la República reconoció y reconozco a quien obtuvo una victoria clara, contundente e inobjetable”, por lo que la reunión que se desarrolló en Palacio Nacional “genera un espacio y proyecta certidumbre hacia el exterior, hacia los mexicanos mismos que, en un proceso cívico, en un proceso de respeto y en un proceso ordenado, podamos hacer la transición”, puntualizó.

LIMAN ASPEREZAS

Urgida de conocer de primera mano la reacción del virtual presidente electo Andrés Manuel López Obrador, luego de la serie de desencuentros que sostuvo con él a lo largo de la reciente campaña, la cúpula empresarial se apresuró a solicitar una reunión, misma que tuvo lugar el 4 de julio, de la que salieron contentos al escuchar que las propuestas que hizo se cumplirán, que será un gobierno incluyente y espera el apoyo del sector privado.

Inclusive, aceptaron trabajar en conjunto en la transición, de manera particular le propuso a Juan Pablo Castañón, presidente del Consejo Coordinador Empresarial (CCE), que apoyen el programa Jóvenes Construyendo el Futuro, para que los empresarios conformen una red para darles empleo a jóvenes y que el salario sea pagado por el próximo gobierno.

De inmediato Castañón aceptó, tras que AMLO detalló que darle empleo y becas a 2 millones 600 mil jóvenes significa una inversión de 10 mil millones de pesos al año, que representa uno de los grandes programas del próximo gobierno, al igual que aumentar al doble las pensiones a adultos mayores, lo que se traducirá en una inversión de 40 mil millones de pesos anuales. El presupuesto previsto para ambas acciones será resultado de una política de austeridad, acabar con privilegios y combate a la corrupción.

“Aunque nos quedemos sin camisa va a ganar la austeridad en el gobierno, se tiene que liberar fondos y saldrán del ahorro de las medidas que se van a tomar”, explicó López Obrador, al detallar que en cuanto a las pensiones a adultos mayores, éstas se van a regir por el salario mínimo, por lo que si éste es de 100 pesos, será de 50 pesos lo que se tiene que entregar a diario.

Después del encuentro quedaron olvidadas las gansadas que se dirigieron, fue el caso de López Obrador que calificó a los empresarios de “minoría rapaz” y que respondió Juan Pablo Castañón: “No somos rapaces, ni somos rateros, somos gente honesta, que buscamos trabajar”, en tanto, Alejandro Ramírez, presidente del Consejo Mexicano de Negocios señaló: “Nos parece injusto que se señale sin fundamento a empresas que llevan décadas invirtiendo y trabajando por este país”.

Ahora como presidente electo, Castañón afirmó que “la reunión (con López Obrador) fue de confianza y certidumbre, de trabajo y compromiso conjunto, de serenidad pero también de una visión de futuro, lo agradecemos”, a su vez Ramírez consideró que ya no hay diferencias con AMLO, por el contrario, “quiere gobernar de manera incluyente con la sociedad civil y el sector privado. Fue un diálogo constructivo, conciliador, que genera confianza”.

VIRTUAL GABINETE

A casi cinco meses de que rinda protesta como Presidente de la República, el primer equipo del virtual presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, ya  registró el primer cambio, al entrar Marcelo Ebrard en lugar de Héctor Vasconcelos Cruz para la Secretaría de Relaciones Exteriores, mientras que Vasconcelos llegará al Senado de la República, en septiembre próximo.

Por ahora es el único movimiento que hay en el gabinete anunciado desde el arranque de la campaña político-electoral, por lo que Olga Sánchez Cordero, ministra en retiro de la Suprema Corte de Justicia, ocupará la Secretaría de Gobernación. Graciela Márquez Colín irá a la Secretaría de Economía; Carlos Manuel Urzúa Macías, a la Secretaría de Hacienda; Rocío Nahle García, a la Secretaría de Energía; Víctor Manuel Villalobos a la Secretaría de Agricultura.

Luisa María Alcalde, a la Secretaría del Trabajo; Esteban Moctezuma a la Secretaría de Educación Pública; Javier Jiménez Espriú a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes; Josefa González Blanco Ortiz a la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales; Irma Eréndira Sandoval, a la Secretaría de la Función Pública; Alejandra Frausto Guerrero a la Secretaría de Cultura; Miguel Torruco Marqués a la Secretaría de Turismo y María Luisa Albores González, a la Secretaría de Desarrollo Social.

De las primeras actividades que tendrá el gabinete será preparar la ceremonia en que el tabasqueño rendirá juramento, el uno de diciembre, y a la que se espera la presencia de varios presidentes latinoamericanos y caribeños, además de la posible presencia de los mandatarios de Estados Unidos y Canadá, a los que se cursará la invitación.

DISCREPANTES

En el Partido de la Revolución Democrática (PRD) no le perdonan a López Obrador haberlos abandonado para formar su propia casa, lo que el principio del desgajamiento y quedar atrapados en la órbita del Partido Acción Nacional, como una forma de supervivencia.

Podría suponerse que al ganar AMLO se atemperarían los ánimos, pero el diputado Jesús Zambrano advirtió que con ese triunfo “el riesgo de autoritarismo, de regreso del dinosaurio, está presente, porque mandará las instituciones, porque él no discute y sólo exige obediencia y esto lo vamos a ver”, algo que “no vamos a permitir regresiones”.

El posicionamiento de Zambrano se dio durante la sesión de la Comisión Permanente del Congreso de la Unión, en la que la mayoría de las fuerzas políticas ahí representadas expresaron su disposición de trabajar al lado del próximo gobierno, con la confianza de que cumplirá el mayor número de ofertas de campaña.

El presidente de la Comisión Permanente, Ernesto Cordero, sin partido, dio lectura al pronunciamiento que enseguida aprobó el pleno: “Felicitamos al licenciado Andrés Manuel López Obrador, quien obtuvo la mayoría de los votos en las urnas. Desde este órgano del Congreso de la Unión le deseamos el mayor de los éxitos en su gestión al frente del Poder Ejecutivo federal para el período 2018-2024”.

Por PT-Morena el senador Manuel Bartlett ofreció que se expresará la minoría, y está seguro que López Obrador cumplirá sus ofertas que lo hicieron ganar; el PRI, en voz del senador Enrique Burgos, expuso que “seguiremos trabajando para que México siga democrático, unido, en vías de desarrollo y hoy más que nunca México necesita fuerzas políticas con inteligencia, valor y buena fe”.

Las bancadas del PAN, PRD y PMC coincidieron en prevenir que López Obrador tendrá un gobierno sin contrapesos, al haber ganado “todo”, como dijo el senador panista Héctor Larios, que le pidió a AMLO que aclare “su discurso ambiguo de la democracia verdadera que puede llevar cambios que arruinen el sistema electoral”, lo que debe ser un llamado a preservar las libertades económicas, de comercio, sindicales y políticas: “Que no haya discusiones de que quieran cambiar los sistemas democráticos electoral y de libertades, ahora que tienen mayoría absoluta y no existen contrapesos”, por lo que el mayor esfuerzo de Morena “será auto-controlarse, escuchar a las minorías y respetarlas”, apuntó.