Se encuentra listo el operativo de seguridad que será implementado del 20 de abril al 12 de mayo durante la edición 2019 de la Feria Nacional de San Marcos; contará con tecnología de punta y una fuerza operativa coordinada entre los tres órdenes de Gobierno que garantizará la seguridad a los asistentes, quienes podrán observar la presencia policial en toda la zona de festejos. Se esperan alrededor de 8 millones de visitantes, informó el secretario general de Gobierno, Enrique Morán Faz, al señalar que por instrucciones del gobernador, la Secretaría de Seguridad Pública del Estado tendrá la encomienda de brindar, como los dos años anteriores, una Feria segura para que todas las familias que visiten y disfruten de ella.

Se hará un trabajo coordinado con la Federación y las autoridades municipales bajo la rectoría de la SSPE, cuyo titular, Porfirio Javier Sánchez Mendoza, explicó que este plan maestro de seguridad contempla las 90 hectáreas de perímetro ferial; participarán 2 mil 308 elementos de seguridad, así como un total de 368 vehículos de apoyo, de los cuales 251 son camionetas y automóviles, 52 motocicletas, 16 cuatrimotos, 20 bicicletas, 7 ambulancias, 2 autobuses de consulta médica, 2 autobuses de traslado, 2 helicópteros, 14 grúas, y 2 unidades de ataque rápido; aunado a ello, se contará con el apoyo de 6 binomios caninos K-9 y 6 equinos.

También se tendrán 251 cámaras y 9 torres de vigilancia, un drone, seis arcos, una máquina de rayos y 20 paletas detectoras de metales.

Habrá una coordinación interinstitucional con instancias como Locatel, Sipinna, Cruz Roja Mexicana, 911 Emergencias, CFE, Centro Nacional de Inteligencia (CNI), DIF Estatal, Fiscalía General del Estado, Policía Cibernética, Coordinación Estatal de Protección Civil, Bomberos del Estado, Dirección General de Análisis e Inteligencia, Secretaría de la Defensa Nacional, Municipio capital, Policía Federal, entre otras.

Finalmente, Sánchez Mendoza aseguró que se ya se encuentra listo el despliegue operativo, así como las estrategias que permitirán resguardar la integridad y los bienes de los asistentes, quienes podrán observar vigilancia por tierra y aire además de las cámaras que serán monitoreadas las 24 horas del día, lo que permitirá identificar y prevenir situaciones de riesgo.