Enmarcada por la Parroquia del Señor del Encino, se llevó a cabo la ceremonia religiosa en la que la pareja formada por Marco González y Delia Pedroza, agradeció a Dios por 40 años de feliz matrimonio.
Durante la santa misa, los esposos renovaron sus promesas de amor, ante la presencia de sus familiares y amigos cercanos, destacando principalmente la de sus hijos, Mariana, Marcos y Delia González Pedroza.
Los festejados salieron del recinto al encuentro de sus invitados para las fotos del recuerdo y más tarde, como parte del festejo en ocasión de sus bodas de rubí, el matrimonio de Marcos y Delia protagonizó un significativo brindis, donde recibieron un sinnúmero de felicitaciones.