David Loji
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 22-Feb-2019 .-Aún con autos avanzados y súpertecnológicos, las acciones de los ocupantes del vehículo pueden poner en riesgo la seguridad de todos.

¡Abróchate!
Uno de los errores más comunes y básicos es que los pasajeros no usen el cinturón de seguridad. Éstos son elementos básicos de protección para usuarios, y para que las bolsas de aire operen de manera correcta, es necesario abrocharlo.

De acuerdo a un estudio realizado por el IIHS de Estados Unidos, el 91 por ciento de los usuarios de los asientos delanteros siempre usan el cinturón de seguridad. Pero, al pasar al asiento trasero el porcentaje es menos favorable, pues un 72 por ciento de los ocupantes reportó usarlo.

De acuerdo al IIHS, los ocupantes del asiento trasero aún corren el riesgo de lesiones graves y no usar los cinturones aumenta ocho veces la posibilidad de lesiones.

En cuanto a México, el uso del cinturón de seguridad también debe mejorar, pues según el CESVI, el último estudio hecho por el INEGI en el 2014 muestra que ese año hubo en nuestro país 378 mil 240 accidentes de tránsito.

El uso del cinturón de seguridad en los asientos delanteros se detectó en 80 mil 259 casos, mientras que en 93 mil 089 no se detectó que lo usaran y en 204 mil 892 casos se desconoce si estaba en uso.

Según esta organización no hay datos de uso de cinturones de seguridad traseros en el País.

Bebés asegurados
Otro error peligroso es llevar al bebé en el regazo del copiloto. Esta práctica es muy peligrosa, pues en caso de un frenado brusco el bebé puede salir proyectado contra el tablero y parabrisas.

Y en caso de que la persona que cargue al bebé no lleve puesto el cinturón de seguridad durante un accidente puede aplastar al infante.

Si el auto está equipado con bolsas de aire, tanto el bebé como quien lo carga en su regazo seguramente sufrirán lesiones o fracturas por este dispositivo de seguridad.

Lo correcto es que el pasajero delantero use cinturón de seguridad y que el bebé o niño vaya sentado en una silla de seguridad colocada en el asiento trasero.

Para elegir correctamente la silla es necesario tomar en cuenta el peso y la talla del menor y preferir aquellos que hayan sido probado en colisiones y tengan certificaciones de Estados Unidos y Canadá, ya que en México no existe una certificación específica para estos asientos.

Bien sentaditos
Por obvio que pueda parecer, todos los pasajeros deben ir bien sentados dentro del auto sin subir los pies en el tablero, pues en caso de un choque, el pasajero puede sufrir lesiones fuertes pues sus piernas podrían impactar el parabrisas y romperlo, además de que recibirán el impacto frontal.

Las bolsas de aire frontales se inflan en una vigésima de segundo con lo que el pasajero que lleva los pies sobre el tablero no tendría tiempo de reaccionar y retirarlos. Lesiones fuertes o fatales pueden ser el resultado de esta práctica irresponsable.

Sin distracciones
Por último, los pasajeros no deben distraer al conductor con prácticas como pedirle que pose para fotos grupales.

Por absurdo que esto parezca, sí ha sucedido. Tan solo en Instagram hay 31 mil 900 fotos con el hashtag #drivingselfie y 30 mil 600 con el hashtag #drivingtowork, mientras que en esa red social en español hay 180 fotos con el hashtag #selfiemanejando.