Érika Hernández 
Agencia Reforma

CDMX.- Los casi 19 mil «Servidores de la Nación» siguen sin aparecer en la nómina oficial de la Secretaría del Bienestar, pese a que esa dependencia es la que eroga al año más de 2 mil 243 millones de pesos en sus pagos.

En su analítico de plazas, incluido en el proyecto de Presupuesto 2020, esa dependencia reporta que el número de empleados que prevé tener el próximo año es de 5 mil 67, mil 288 menos que en 2019.

En su «nómina transparente», la Secretaría informa que tiene 3 mil 113 contratados en su estructura central, más 18 mil 681 en el régimen de honorarios, quienes se desempeñan como Servidores de la Nación.

Tienen un salario mensual de 10 mil 217 pesos y firman contratos de 30 días, sin prestaciones.

Todos los censos pasan por sus manos, así como la entrega de tarjetas para cobrar los apoyos de programas sociales.

Están divididos en 266 regiones, y cada una de ellas tiene entre 50 y 150 servidores, dirigidos por un subdelegado, en su mayoría ex líderes de Morena, ex diputados, ex alcaldes o ex funcionarios.

Recientemente, el Instituto Nacional Electoral advirtió sobre el riesgo de que esta estructura funcione para fines políticos, por lo que ordenó que no usen el nombre ni imagen del Presidente Andrés Manuel López Obrador para no hacerle promoción personalizada.

Incluso, pidió a la Secretaría de la Función Púbica que, en el ámbito de sus atribuciones, determine «la presunta falta de probidad para la selección y contratación de estos servidores públicos».