Alerta la Secretaría de Seguridad Pública del Estado sobre nuevas formas de fraude y extorsión en redes sociales, por lo que recomienda no descargar aplicaciones que sean propuestas a través de ligas, sino sólo las que se obtienen mediante App Store y Google Play.

Su titular, Porfirio Javier Sánchez Mendoza, informó que como resultado del ciberpatrullaje que lleva a cabo la Policía Cibernética, se ha detectado que cibernautas han sido invitados por medio de un link a efectuar la descarga de “WhatsApp Gold”.

“Se trata de una supuesta versión oculta del servicio tradicional de WhatsApp que ofrece características extras, sin embargo, la liga envía al usuario a un sitio Web que da acceso a los datos del teléfono inteligente, sustrayendo información, mensajes, contraseñas y métodos de pago”.

Refirió además, el robo de cuentas de Facebook Messenger y WhatsApp vinculando el numero telefónico a dichas aplicaciones, para luego entablar conversaciones con los contactos.

“La forma de operar en este caso es que se demanda con urgencia una determinada cantidad de dinero simulando ser el titular de la cuenta y cuando los amigos acceden a ello les indica una cuenta para el depósito correspondiente”.

En ese sentido, puntualizó la conveniencia de verificar por medios alternos si se llega a recibir una solicitud de tal naturaleza, pues aunque se trate de un conocido, hay riesgo de que haya suplantación de persona, a través del robo de la cuenta en redes.

Ante los hechos, el funcionario reiteró el llamado de la policía especializada para evitar el acceso a ligas cuya procedencia sea desconocida, ni tampoco instalar actualizaciones de seguridad en los móviles.

“De hecho, lo conveniente es que sólo se descarguen aplicaciones de la App Store o Google Play, además de un software antivirus y actualizarlo con cierta periodicidad como la mejor forma de protegerse de mensajes diseñados y enviados para cometer actos fraudulentos”.

Asimismo, la SSPE hizo un llamado a la población en general para no atender llamadas o mensajes de números que le sean desconocidos, tampoco proporcionar información sobre actividades personales o familiares y en caso de recibir una llamada con exigencia de dinero, reportar a la policía a través del 911.