Víctor Fuentes
Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO 11-Ago.- Laboratorios que entre 2003 y 2005 se coludieron en el arreglo de licitaciones para compra de medicamentos y causaron un daño al IMSS por 622 millones de pesos, fueron embargados por orden de una jueza federal.
La Jueza Primera Especializada en Competencia Económica, Rafaela Franco, ordenó el 25 de julio embargar el edificio corporativo de la multinacional Eli Lilly en la CDMX, como parte de una demanda en la que el IMSS le reclama 95.6 millones de pesos por daños y perjuicios.
El 27 de junio, la jueza concedió una medida similar para embargar las cuentas bancarias y otros bienes de Baxter, Fresenius Kabi y Laboratorios Pisa, empresas a las que el IMSS reclama 66.4, 64 y 62.2 millones de pesos, respectivamente.
Varias de estas empresas ya ofrecieron pólizas de fianza para garantizar la posible indemnización al IMSS.