Salvador Rodríguez López

El Consejo Consultivo del Transporte volvió a tropezar con la misma piedra que sus antecesores, al autorizar tarifas especiales para el período de feria por los servicios de taxis y transporte urbano, ya que aún no se inicia y ya hay quejas en contra de taxistas que imponen un cobro mayor al tradicional.
Lo anterior se ha registrado en recorridos largos, aduciendo que ya les autorizaron no utilizar el taxímetro, por lo que antes de iniciar el trayecto anuncian que el pago será casi el doble del que se paga usualmente, algo que era de esperarse, ya que así ha sido en cuantas ocasiones se hacen cambios desde un escritorio, en que no se toman en cuenta los antecedentes y que así como hay operadores honestos y se apegan a los acuerdos, otros buscan sacar el mayor provecho posible.
El pasado 3 de abril el Consejo Consultivo determinó que los automóviles de alquiler tendrán, del 13 de abril al 7 de mayo, una tarifa especial, que regirá de las cuatro de la tarde a las 6 de la mañana, para ello dividió la ciudad en cuatro zonas; en la zona uno será de 50 pesos, en la dos de 60 pesos, en la tres de 75 pesos y en la cuatro de 95 pesos.
Aunque no se precisó, es de suponerse que estas tarifas se aplicarán sólo cuando el usuario aborde la unidad en alguno de los paraderos que funcionarán en la Villa Charra, en la calle Matamoros, en el cruce de Nieto y Pedro de Alba, Avenida Las Américas, atrás del templo de San Marcos, la Isla San Marcos y Avenida de la Convención con Bulevar San Marcos.
En lo que se refiere al transporte colectivo o urbano habrá una tarifa nocturna de 10 pesos, con un servicio de las 10 de la noche a las 2 de la madrugada, del 14 de abril al 7 de mayo, sin embargo este programa sólo incluyó a las colonias del oriente y con un paradero único, en la avenida Adolfo López Mateos esquina con Matamoros, por lo que los miles de habitantes del sur, oriente y norte de la ciudad que carezcan de vehículo tendrán que utilizar el taxi o regresar a pie.
Tampoco se especificó si el recorrido de las unidades será el normal, esto es, que entrarán a los fraccionamientos o serán únicamente por las avenidas, por lo que los usuarios no deben confiar en que va a suceder, ya que si de día hay lugares a donde no entran por aquello de la manifiesta inseguridad, menos lo van a hacer de madrugada.
Cada año los concesionarios solicitan una “tarifa especial” durante la Feria Nacional de San Marcos, alegando que es la única temporada en que pueden mejorar su ingreso, lo que naturalmente no es una actitud privativa de esos gremios, ya que otros hacen lo mismo con el argumento de la famosa “época alta”, en que paga más el que quiere asegurar su lugar.
También, como ocurre siempre, las autoridades se curan en salud al poner a disposición del público el número telefónico 01 800 734 8681, al que puede reportar cualquier anomalía en el servicio o cobros indebidos, algo que pocas veces se utiliza ya que quien hace una denuncia tiene que ir a las oficinas a ratificarla, por lo que haciendo cuentas sale más caro el caldo que las albóndigas, pero sirve como defensa de los funcionarios, al considerar que si el o los perjudicados no presentaron la queja formal no pudieron intervenir Al final de la verbena se dirá que la atención fue esmerada por lo que hubo “saldo blanco”. Así ha sido y así seguirá siendo.

CANDIDEZ DEL IEE
Pedirle a partidos y candidatos que se olviden de rumores y mentiras, del escarnio y la mordacidad es como despojarlos de su ADN; por lo que el Instituto Estatal Electoral (IEE) no tiene de otra que dejarlos que sigan con sus “travesuras” y de vez en cuando amenazar con darles de palmetazos para quitarles lo malportados.
A nivel local repiten una y otra vez lo que dicen sus mayores, de ahí que si alguien asegura que el Presidente de la República ordenó que Jaime Rodríguez Calderón, alias El Bronco, fuera incluido en las boletas, aquí se propalará que así fue, aunque nadie tenga un solo elemento para acreditar sus dichos, pero en campaña todo se vale y mentir y desacreditar es de lo más común.
Y si por esa decisión otros atacan al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), lo hacen sin recato alguno para mermar la confianza que puedan tener los ciudadanos en ambos organismos, que son los responsables de vigilar que el proceso comicial llegue a buen puerto, pero al degradar esa certeza se siembran la suspicacia sobre lo que hagan por aquello de lo que pueda ofrecerse.
El presidente del IEE, Luis Fernando Landeros Ortiz, exhortó a partidos y actores políticos, lo mismo que a la ciudadanía, “a privilegiar la denuncia formal que combate la impunidad, sobre la especulación que desorienta a la sociedad”.
Sería interesante que el Instituto diera a conocer el nombre de la persona o el organismo que presente una denuncia sin tener los elementos de prueba, puesto que todo se circunscribe en señalar: “por ahí se dijo”, “parece que lo comentaron en radio o televisión”, o “alguien lo leyó en un periódico”, que a final del día no se puede tomar como algo formal, salvo que exista una denuncia de la parte afectada y obligue a quien lo propala a que justifique sus comentarios.
Landeros Ortiz se ufanó de que el IEE ha dictado charlas y capacitación de “blindaje electoral” a autoridades de los tres niveles de gobierno, para que conozcan qué deben o no deben hacer durante el período electoral, “de tal forma que no hay pretexto, los gobiernos ya están capacitados y saben lo que pueden y deben hacer y lo que no”, sostuvo.
De cara a esa aseveración es importante mencionar que todo lo que les dijo está escrito y publicado en la Ley General de Instrumentos y Procedimientos Electorales (LGIPE) y en el Código Electoral del Estado, por lo que es suficiente que en cada dependencia pública se le haga saber a funcionarios y trabajadores cuáles son los artículos que les atañen para que se sujeten a ellos, además que ni siquiera hace falta alguna advertencia por si se saltan a la torera las disposiciones, ya que los dos ordenamientos incluyen sanciones que pueden llegar hasta el cese e incluso ir a prisión si la falta es grave.
En tiempos que parecen lejanos pero que no lo son tanto, puesto que muchos de los lectores y lectoras lo tienen presente, en época electoral los rumores se esparcían mediante volantes y panfletos que por regla general eran insultantes, o que servían para alimentar las reuniones de café, lo que ha sido suplido por las redes sociales en donde se difunde todo lo imaginable, la más de las veces sin fundamento pero que, hipotéticamente, permite apoyar a un partido o candidato y denostar a sus rivales.
De la misma manera el twitter se ha convertido en una herramienta que lo mismo sirve para informar, advertir, retar, desmentir y zaherir y ahí ninguna autoridad ha podido poner orden y difícilmente habrá quien lo logre, ya que en cuantas ocasiones se ha pretendido hacerlo de inmediato se invoca que sería transgredir el derecho a la libre expresión.

APOYO INVALUABLE
Aunque toda la inversión que ha hecho el Instituto Mexicano del Seguro Social en Aguascalientes ha sido de amplio beneficio para los afiliados y sus dependientes, sin duda que el nuevo resonador magnético con que cuenta el Hospital General de Zona Número 2 (HGZ-2) es uno de los mayores apoyos de los últimos años, ya que con este servicio se evitará que los enfermos sean enviados a León o Guadalajara, con todo lo que esto llegó a representar moral y económicamente para la familia del paciente, que tenía que acompañarlo por el tiempo que fuera necesario. Aunque el costo del equipo fue de 37 millones 500 mil pesos, lo más importante es que aquí se puede brindar la atención necesaria y de paso el IMSS se ahorrará 8 millones de pesos que pagaba por la contratación de servicios subrogados. Ahora los estudios se realizan de manera interna sin tener que referir a los enfermos a un tercer nivel de atención o a la subrogación. Que siga el Instituto dando buenas nuevas a los casi 800,000 derechohabientes de la región.

¡Participa con tu opinión!