LOS ÁNGELES.- Como nunca antes, el desequilibrio en la Fuerza amenaza a la galaxia entera.
Rey (Daisy Ridley), una chica huérfana y chatarrera, es la única esperanza para impedir que el Lado Oscuro se adueñe de todo. Para evitarlo, deberá entrenar con un ser legendario: Luke Skywalker (Mark Hamill).
Ambos iniciarán un viaje físico, espiritual y emocional en el octavo episodio de Star Wars, que estrena mañana en prácticamente todo el mundo, y donde se determinará el destino de «Los Últimos Jedi».
“Rey llega a esta isla, en el planeta Ahch-To, con muchas expectativas. Espera encontrar respuestas de por qué es como es, qué pasará con ella y quién es su familia, pero lo que encuentra son más preguntas.
“Es un viaje muy fuerte para ella, porque va de estar sola a, de pronto, tener el futuro de la galaxia en sus manos. Eso la pondrá en una situación vulnerable y peligrosa”, adelantó Ridley en entrevista.
A diferencia de «El despertar de la Fuerza», en esta ocasión Luke sí tiene un rol medular dentro de la trama, pues finalmente saldrá de su exilio para ayudar a la Resistencia y enmendar los errores del pasado.
“Luke sabe que fue un grave error elegir a Kylo Ren (Adam Driver) como su padawan (aprendiz y protegido) y tiene que vivir con ese arrepentimiento. Rey le da esa oportunidad de redimirse, pero algo no lo tiene tan tranquilo.
Como lo evidencian los tráileres y el color rojo que tiñe todos los promocionales, la violencia del Lado Oscuro y los peligros a los que se enfrentarán los héroes inundarán todos los rincones de la galaxia.
“Profundizamos un poco más en los personajes, queríamos ver quiénes eran y a dónde se dirigen. Escribí cuál sería el mayor reto al que podrían enfrentarse cada uno, y eso es lo que abordaremos en la cinta.
“Este episodio es sobre enfrentar a los personajes con un destino con el que quizás no pueden lidiar. Por eso la película será mucho más oscura y dura que la pasada”, advirtió Rian Johnson, director y guionista.
La cinta tiene una duración de 2 horas 32 minutos.

Refrescan la saga
En este episodio nuevas caras se suman al universo: Benicio del Toro da vida a DJ, un misterioso personaje que ayudará a los héroes.
Laura Dern debuta en la saga como la vicealmirante Amilyn Holdo, oficial amiga de Leia.
La hija de Carrie Fisher, Billie Lourd, expandirá levemente su personaje de la Teniente Connix.
Los Príncipes Enrique y Guillermo, y el actor Tom Hardy, tienen cameos como stormtroopers.
Joseph Gordon-Levitt presta su voz para un personaje y Justin Theroux da vida a un hacker. (Rodolfo G. Zubieta/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!