La diabetes crónica es la generadora de los problemas renales en los pacientes. De ahí la importancia de trabajar en la prevención entre la población, para evitar complicaciones de salud, así lo estableció Daniel Elías López, médico internista y endocrinólogo del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán, en la Ciudad de México.
Entrevistado en el marco de la inauguración del X Congreso Regional de Medicina General y Familiar, tras su ponencia titulada “La Importancia de la Enfermedad Renal en el Paciente con DM2”, detalló que ello es detonado por el problema de diabetes, la cual genera múltiples complicaciones. Señaló que en México, una de cada 20 personas padece de enfermedad renal, pero de éstos, más del 50% afirman padecer diabetes, lo cual demuestra que ambas enfermedades están íntimamente relacionadas.
Destacó que lamentablemente la Diabetes Tipo 2, que es la más frecuente en el país en el 90% de los casos, se relacionaba anteriormente como una enfermedad de adultos. Sin embargo, en los últimos años, se presenta también en edades jóvenes, por lo que se calcula que 1 de cada 5 personas de menos de 40 años padecen la enfermedad, lo cual conlleva a padecer complicaciones en los ojos, los riñones, los pies, es causa de incapacidad prematura y de un colapso familiar, si es el sustento de la familia, es un problema.
Estableció que según la Encuesta de Medio Camino de 2016 del Instituto Nacional de Salud Pública, el 72.5% de las personas arriba de 20 años en el país, tienen un exceso de peso, lo que incrementa el riesgo de desarrollar diabetes, hipertensión y complicaciones del corazón. Asimismo dijo que actualmente la prevalencia de la diabetes en México es de 9.4% detectada entre la población, aunque desafortunadamente la mitad de la gente en el país sigue sin ser diagnosticada. “Muchos no saben porque no da síntomas, es una enfermedad asintomática”.
Por lo anterior, resaltó la importancia de trabajar desde las etapas tempranas de la enfermedad de diabetes y no esperar a que lleguen las complicaciones mediante terapias farmacológicas que han demostrado un beneficio importante en reducir las complicaciones renales.