Maestro del escenario

CDMX.- Mientras algunos actores sólo se enfocan en un proyecto, para Ignacio López Tarso, tener cuatro papeles al mismo tiempo es algo que disfruta y lo llena de vitalidad.
Sin embargo, esta carga de trabajo ayuda que a sus 92 años no tenga problemas de memoria.
“Sé muy bien dónde está un personaje y dónde está otro; cuando voy a entrar a escena siempre rectifico mis textos. Hay veces en la que el abanico de personajes es muy interesante.
“El hacer cuatro o cinco personajes al mismo tiempo te llena de imaginación la vida, me llena estar sobre el escenario”, afirmó en entrevista.
A paso firme, el histrión ha demostrado que puede mantener una entereza y llevar la batuta de cualquier obra de teatro, por ello, junto al director Salvador Garcini escenificará El Padre, del autor Florian Zeller.
“Es una comedia que en la última escena se vuelve tragedia, es demasiado divertida donde el gran payaso es el ser humano en lo más profundo.
“Es una estructura dramática e insólita, su tema es muy profundo, son las relaciones humanas con relación en el tiempo que sucede en la vida, vamos transformándonos al grado de pasar por la niñez, adultez, hasta la vejez”, expresó Garcini, quien ha trabajado en numerosas ocasiones con Tarso.
Junto a Erika Buenfil, Lizardo, Sergio Basáñez, Adriana Nieto y Lucero Lander contarán la historia de Andrés (López Tarso), un hombre con una mente confusa, que con situaciones cambiantes siempre duda de lo que sucede en la realidad.
“Es una obra muy bien escrita y producida. Es una comedia donde la tragedia inicia cuando acaba la obra”, sostuvo López Tarso.
La trama llegará al escenario del Teatro San Jerónimo Independencia a partir del 18 de agosto con funciones de viernes a domingo.
“Es un mundo de emociones fantástico y pensamos para el público mexicano es muy apta y algo que necesitaba la población mexicana”, dijo Garcini. (Froylan Escobar/Agencia Reforma)

¡Participa con tu opinión!