Arrancó la dispersión de apoyos para el Programa de Apoyo para el Bienestar de Niñas y Niños de Madres Trabajadoras en Aguascalientes, pero varias beneficiarias aún no han sido censadas, por lo que acudieron a las instalaciones de la delegación de la Secretaría de Bienestar para pedir una explicación sobre su situación.

Al respecto la señora Ana Gabriela López Martínez, beneficiaria de la Estancia “Aby” en Pocitos, afirmó que ya a varias mamás les llegó el apoyo y que desafortunadamente no están llevando ya a los niños a las guarderías. En contraste, otras siguen esperando. “Soy madre soltera con dos hijos de 2 y 3 años y estoy batallando. Los dejaba con una vecina pero ella también me cobra y en la guardería me cobran como si fuera privada”.

Por su parte, Luz Adela López Balderas, beneficiaria de la Estancia “Farolito” en la comunidad de Venadero en la Salida a Calvillo, dijo que tiene desde enero esperando el censo, sin que acuda alguien a su domicilio, por lo que le parece una mala decisión tomada por el Gobierno Federal el dar el apoyo directo a padres y madres de familia. Además de quejarse por los tiempos en la fila, pues desconocía la modalidad de pago por parte de la dependencia federal. “Trabajo, no tengo tiempo ni el permiso de mis jefes y aparte hay que llevarlo (a su hijo) a la estancia para cobrar nuestro pago, no sé si es por cheque o depósito, pero hay una buena fila. Era más fácil y más práctico que se depositara directamente al responsable de estancia”, aseguró.

Claudia Cavazos, dueña de Estancia “Mundo de los Peques”, señaló que aunque la Secretaría afirma haber concluido el censo, muchas mamás quedaron fuera y tendrán que esperar hasta que concluya la veda electoral. “Si no se censaron ahorita, se van a tener que esperar hasta después del 2 de julio por la veda electoral. Yo creo que no los encontraron porque la gente trabaja y ¿a qué hora los van a encontrar? Yo creo que más del 50% aún no ha sido censada”, finalizó.