José de Jesús López de Lara

Un inesperado y tétrico hallazgo hizo un pepenador al ingresar a un terreno baldío ubicado en la colonia Las Cumbres. Semi enterradas y envueltas en una bolsa de plástico, encontró dos extremidades inferiores humanas con huellas de haber sido quemadas a fuego directo.
Lo anterior provocó una gran movilización de unidades de la Policía Preventiva Municipal de Aguascalientes del Destacamento “Terán Norte”, la unidad de la UMAI de la propia SSPM, agentes del Grupo Homicidios de la PME, personal de la Dirección de Investigación Pericial y el agente del MP de Hospitales.
El hallazgo se realizó el sábado a las 12:30 de la mañana, en la calle Sierra de la Gloria. Un hombre identificado como Juan, de 30 años, encontró semi enterrada una pierna humana, la cual estaba parcialmente cubierta con una bolsa de croquetas, por lo que lo reportó al policía preventivo a cargo de la unidad 0970-B2.
Cuando peritos criminalistas procedieron a remover la tierra, localizaron otra pierna más. Ambas estaban quemadas parcialmente, además de presentar un avanzado estado de descomposición.
El terreno baldío donde se hizo el hallazgo se encuentra a dos calles de la “casa de seguridad” ubicada en la calle Sierra San Bernardino y esquina con la calle Mil Cruces, donde el pasado 1º de mayo fue encontrado el cadáver descuartizado y decapitado de un distribuidor de drogas.
Con relación a esa ejecución hay dos personas detenidas en el Cereso para Varones “Aguascalientes”, identificados como Jesús Joel, alias “El Sinaloa” y Elías, alias “El Chema”, por lo que la FGE investiga si este nuevo hallazgo está relacionado con esos sospechosos de pertenecer a un grupo de la delincuencia organizada.