Empleados de una tapicería quisieron hacer una original “promoción” con motivo de Halloween y para atraer clientes colocaron un muñeco que asemejaba ser un hombre ejecutado, pero lo único que consiguieron fue que llegaran a su negocio numerosos policías ministeriales, estatales y preventivos, tras ser alertados sobre la presencia del supuesto cadáver.
Los hechos se registraron el lunes en la mañana, tras recibirse un reporte sobre el hallazgo de un aparente ejecutado al que le habían dejado una cartulina.
Lo anterior provocó una fuerte movilización de policías preventivos del Destacamento “Terán Sur”, agentes ministeriales y policías estatales. En el camellón central de avenida Rodolfo Landeros Gallegos y esquina con la calle Xochimilca, en el fraccionamiento Rodolfo Landeros Gallegos, estaba tirado el puesto cadáver de una persona aparentemente ejecutada, junto con una cartulina con un aparente narco-mensaje.
Sin embargo, al analizar el supuesto cadáver descubrieron que se trataba de un muñeco elaborado con prendas de vestir y con un cartel, promocionando una tapicería que se ubica en la zona.
Más tarde, el propietario de la Tapicería “Mateos”, manifestó que a sus empleados se les ocurrió promocionar el negocio, aprovechando las festividades del Día de Muertos, pero que nunca imaginaron que con ello iban a provocar la movilización policiaca. A más de un policía no le hizo mucha gracia.