Así como en el Mejor Jugador de UEFA y el FIFA “The Best”, el croata Luka Modric se consolidó como el mejor futbolista del mundo al levantar el Balón de Oro de la France Football, cerrando así el ciclo de Cristiano Ronaldo y Messi como los mejores jugadores del mundo en los últimos 10 años.
Después de levantar su tercera Champions League de manera consecutiva, y capitanear a la sorprendente Croacia en el Mundial de Rusia 2018, llegando a la gran final, era claro que Luka Modric sería el candidato número uno a ganar este galardón individual.
Además de estos premios en conjunto, el 10 del Real Madrid fue reconocido individualmente con el Balón de Oro del Mundial de Rusia 2018, además del premio al Mejor Jugador de la UEFA, y con el “The Best” que entrega la FIFA desde hace un par de años, por lo que sólo le faltaba conquistar el Ballon D’Or para así ser aún más reconocido como el mejor futbolista del mundo.
A pesar de que se hablaba mucho del favoritismo hacia Antoine Griezmann por ser francés al igual que el lugar de origen del Balón de Oro, y por el hecho de que Griezmann sí levantó la Copa del Mundo y además fue campeón de Europa League con Atlético de Madrid, la France Fotball decidió mantener en lo alto a Luka Modric por su espectacular año.
Sin embargo, el reconocimiento hacia Luka Modric terminó siendo un secreto a voces, ya que al haber ganado los tres premios individuales del año, era muy raro que no conquistara el Balón de Oro.
Con el mayor número de votos, el mediocampista de Croacia se convierte en el primer jugador en los últimos 10 años en levantar este galardón individual, luego de la hegemonía de Cristiano y Messi. En segundo lugar terminó Cristiano, dejando en tercero a Griezmann, en cuarto a Mbappé y en el quinto lugar a Lionel Messi. A la gala no asistió Cristiano Ronaldo dejando ver que no le gusta perder, el delantero Antoine Griezmann comentó que aunque sabía que no ganaría ir a la gala es un honor, además de un respaldo hacia sus compañeros de equipo y profesión lanzando un dardo hacia el delantero portugués.