El mariscal de campo Luis Pérez, de padres mexicanos que ha vivido la mayor parte de tiempo en California, no jugó Futbol Americano hasta la preparatoria, antes se dedicaba a jugar Boliche y en múltiples ocasiones ha comentado que no le gusta el futbol, aunque su familia le trató de inculcar esa pasión. Pérez no fue reclutado durante el Draft 2018, pero fue invitado por los Rams al minicampamento para probarse con el equipo. Sus buenas actuaciones junto a su gran personalidad sorprendieron al head coach Sean McVay que le dio la oportunidad de firmar un contrato de novato dándole pelea por un lugar en el roster de 53 jugadores que se dará a conocer el día de hoy.
El pasado jueves por la noche, Luis Pérez debutó con los Rams al ingresar con poco más de cuatro minutos en el tercer cuarto con el encuentro cuesta arriba para su equipo ya que los Saints los dominaron la mayor parte del tiempo. Pérez terminó con ocho pases completos de quince intentos, además de sufrir una intercepción, cumpliendo con un regular debut en el mejor americano del mundo. El problema para el méxico-americano es que debía dar una buena impresión para tener la oportunidad de quedarse en el roster definitivo del equipo, algo que parece no consiguió por lo que probablemente sea cortado el día de hoy por los Rams. A pesar de cumplir con una excelente carrera en el colegial donde llamó la atención de varios cazadores de talento, Pérez puede quedar fuera de la NFL si otro equipo no lo toma, en ese caso tendría que ver algunas opciones para jugar en otra liga.