Por Rubén Torres Cruz

Después de enfrentar una condena de más de cuatro años en prisión, fue puesto en libertad el ex jugador de Necaxa Luis Gorocito, acusado de los delitos de homicidio doloso y lesiones, en agravio de un joven de 22 años de edad.

Fue en el transcurso de la mañana de este sábado, cuando el uruguayo logró salir del Cereso, donde permaneció recluido desde agosto de 2015. En ese año, Gorocito y Alejandro Molina, ambos en su momento jugadores del conjunto local, se vieron involucrados en una riña a las afueras de un bar ubicado en la zona norte de la ciudad, donde golpearon a su víctima, provocando que fuera internado de emergencia, dejando lamentablemente de existir en noviembre del mismo año.

Alejandro Molina, logró su libertad en julio del año pasado, luego de pagar la fianza de casi 3 millones de pesos por concepto de reparación de daños y gastos hospitalarios, mientras que Gorocito, al no contar con recursos tuvo que cumplir en su totalidad la sentencia en su contra, al no existir apelación de parte de los afectados.