Por FRANCISCO VARGAS M 

Bien reza aquello que dice “Corrida de Expectación, Corrida de Decepción” y esto sucedió ayer sábado en  la Corrida de Calaveras 2019, misma que formó parte del XXV Festival, donde el único en tocar pelo fue Luis David, mientras que los debutantes en esta plaza, el rejoneador Diego Ventura y el diestro Pablo Aguado, se fueron de vacío, al toparse con toros que no les dieron opción alguna para el triunfo, prevaleciendo en todo el festejo el viento y la mansedumbre.

Ante más de media entrada en la Plaza Monumental, de esta ciudad de Aguascalientes, salieron dos toros de la ganadería de Fernando de la Mora para rejones, uno de ellos devuelto por fracturarse un pitón, siendo sustituido por uno de Zacatepec, todos ellos dejando que desear. Para la lidia a pie,cuatro de Arroyo Zarco, siendo el más rescatable el primero, regresando vivo el cuarto, segundo del lote de Aguado.

DIEGO VENTURA (Rejoneador)

Su primero “Luz de Luna” de Fernando de la Mora, al rematar en un burladero de contraviso se lesionó el pitón izquierdo por lo que fue devuelto a los corrales.

Salió “Mar de Sueños”, de la misma dehesa, mismo que careció de fuerza, con el cual Ventura estuvo con disposición, destacando lo hecho en banderillas. Concluyó al segundo viaje recibiendo palmas de aliento.

En su segundo, reserva de Zacatepec “Arlequín”, previo error de los torileros al echar uno de reserva de Bernaldo de Quirós, vino lo mejor montando a Joselito clavó rejones de castigo, doblándose y templando a la grupa haciendo todo a la mínima distancia; continuando con ese lucimiento con “Fino” dejando una banderilla al quiebro de manera espectacular. Su faena fue a más cuando saco a su caballo estrella “Dólar”, con el cual puso banderillas a dos manos, quitándole el cabezal al tordillo. Para su mala suerte cuando cobraba su faena altos vuelos el toro se estrelló fuertemente con su cabalgadura cayendo a la arena el burel que ya no pudo incorporarse por lo que tuvo que ser apuntillado, escuchando ovación el rejoneador luso-andaluz que salió al tercio.

LUIS DAVID (Palo de Rosa y Oro)

Con su primero “Risueño” de Arroyo Zarco, lanceo bien a la verónica, estando mejor en su quite por chicuelinas manos bajas. En banderillas Ángel González estuvo efectivo por lo que se desmonteró. Muleta en mano ante un verdadero vendaval, logró una faena con empeño y actitud, logrando pases templados y gran trazo por ambos lados sobresaliendo los cuajados por el derecho. Haciendo la suerte de recibir dejó una estocada que surtió efectos para petición de oreja que le fue concedida.

En lo que toca con el segundo de su lote un toro rajado y manso prácticamente nada pudo hacer, sin embargo, a base de insistir le robó aislados y meritorios pases a pesar del fuerte viento. Se puso pesado con el acero por lo que escuchó dos avisos. En este toro se desmonteró el subalterno de pie Christian Sánchez.

PABLO AGUADO (Vino de Burdeos y Oro)

Su primero fue “Fabuloso”, de bellas hechuras, pero con sosería, con el cual a pesar de ser molesto por el viento, el sevillano una vez que brindó al matador aguascalentense Arturo Macías,logró pinceladas de su toreo de pureza y exquisito trazo condiestra mano.  Pinchazo, estocada honda y tendida para escuchar palmas.

Las cosas no mejoraron con el cierra plaza “Incomprendido” un mansurrón y protestado con el que Aguado no tuvo más opción más que hacer una labor de aliño. Lamentablemente se puso demasiado pesado con el acero por lo que escuchó tres avisos, regresando el toro a los corrales retirándose ente división. (pacovargas_@hotmail.com)