Por FRANCISCO VARGAS M.

Por el cartel confeccionado y la ganadería anunciada, se esperaba una gran tarde de toros este viernes en la Plaza “Las Ventas” de Madrid, sin embargo esto no fue así cumpliéndose aquello que reza ‘Corrida de Expectación, Corrida de Desilusión’, debido a la materia prima de Adolfo Martín que decepcionó tanto a los toreros, ganadero y público asistente, estrellándose Alejandro Talavante, Álvaro Lorenzo y Luid David Adame, quienes derrocharon mucha entrega y disposición, pero que estuvieron muy erráticos con la espada.
Nuevamente gracias a la magia de la televisión, pudimos ver todo lo que aconteció en lo que fue la Cuarta de Abono de la Feria de Otoño, misma que se desarrolló con clima agradable y una asistencia de 23,018 espectadores. Saltaron a la arena cinco toros de la ganadería de Adolfo Martín, desiguales de presentación y comportamiento, que cumplieron en varas pero que no dieron el juego que se esperaba de ellos, con poco fondo y sin transmisión; siendo devuelto a los corrales el quinto al blandear. En su lugar salió uno de Conde de Mayalde, sin ritmo que echó las manos por delante.

ALEJANDRO TALAVANTE (Verde Olivo y Oro)
A “Chaparrito”, como una clara muestra de intenciones que venía por el triunfo, mismo que no conquistó debido a que tuvo el peor lote, lo recibió a portagayola abreviando con capa ante las incómodas embestidas. En banderillas el experimentado subalterno de a pie, Juan José Trujillo, resbaló y cayó en la cara del astado sufriendo un achuchón y tremenda voltereta que quedó afortunadamente en fuertes golpes, mientras que sus compañeros Sergio Aguilar y Alberto Zayas se lucieron en banderillas por lo que se desmonteraron. Con muleta prácticamente nada pudo hacer Talavante debido a la poca colaboración y complicaciones que presentó el burel. Pinchazo hondo para silencio y pitos al toro en el arrastre.
El cuarto del festejo fue “Peluquero”, corto de embestidas que no le permitió estirarse a la verónica optando por abreviar. En el último tercio, se topó con un toro hecho un marmolillo que no le dio ninguna embestida con calidad. Media estocada, pinchazo, pinchazo hondo y un golpe de descabello, recibiendo pitos el toro y silencio para el diestro.

ÁLVARO LORENZO (Sangre de Toro y Oro)
Con lances a la verónica siendo mejor los trazados por el izquierdo ymedia saludó a “Baratero” al que sarga en mano aprovechando el buen lado izquierdo del toro, logró series con pases naturales, mismos que tuvieron calado pero que al final no terminó por romper su faena. Dejó una estocada casi entera atravesada, tiró varios golpes de descabello, escuchando un aviso retirándose en silencio.
El quinto fue “Horquillón” el cual al blandear en los cuartos traseros fue devuelto a los corrales. En su lugar salió el quinto bis, siendo este “Atrevido” de la dehesa Conde de Mayalde, mismo que embistió con alegría pero sin ritmo, doblando en repetidas ocasiones y echando las manos por delante, estando con disposición Álvaro Lorenzo quien trazó meritorios pases sobre todo los logrados por el lado izquierdo. Pinchazo, otro hondo y varios golpes de descabello, dos avisos para silencio.

LUIS DAVID ADAME (Azul Marino y Oro)
Su primero fue “Malagueño”, con el que se abrió de capa de manera armoniosa toreando a la verónica ganándole siempre el terreno al cárdeno, cerrando con media recibiendo palmas. Ante un toro que tuvo clase pero poco fuelle y que embestía de manera despaciosa, logró muletazos aislados a base de torear con suavidad siendo desarmado en una ocasión. De estocada efectiva y efectos rápidos terminó para silencio.
Con el cierra plaza “Tomatillo”, lanceó a la verónica tratando de alargar con los vuelos de su capa. Realizado su brindis con un toro que tenía un peligro sordo que iba paso a paso y que lo sorprendió en el inicio de su labor muleteril, estuvo esforzado sacando pases meritorios ante las sosas y deslucidas embestidas del cárdeno. Se puso pesado con el acero por lo que recibió un aviso por parte de la presidencia para retirarse en silencio. ([email protected])