Sergio Cuevas Ávila
El Heraldo

Reitera el ex gobernador Luis Armando Reynoso Femat que aún no concluye el juicio que se le sigue en torno a la compra del tomógrafo, por lo que ante la sentencia recientemente emitida por la Sala Penal del Supremo Tribunal de Justicia en el Estado de 2 años y 9 meses de prisión, se va a amparar y espera que dentro de un año se determine realmente en qué queda. Afirma que lo anterior forma de parte de una persecución en su contra.
Entrevistado tras asistir como invitado al Tercer Informe de la alcaldesa Tere Jiménez Esquivel, el ex mandatario y también ex alcalde panista enfatizó que el juicio en su contra no ha terminado y que sólo se trató de una sentencia, de la cual se va a amparar en próximos días de acuerdo a los trámites que harán sus abogados por lo que espera que tarde aproximadamente un año este pleito legal donde se le acusa de peculado y uso indebido del ejercicio público.
Recalcó que esto forma parte de una persecución en su contra y acusó directamente a Carlos Lozano de la Torre y Felipe Muñoz Vázquez de estar detrás de ello, afirmando que esto no para hasta en tanto dichos personajes, a quienes calificó como enemigos naturales, dejen de tener influencias.
Asimismo, aclaró que todos los demás juicios que ha habido en su contra los ha ganado y sólo queda pendiente éste que tiene que ver con el tomógrafo. Sin embargo, dijo que pudiera tardar aproximadamente unos 12 meses en darse la sentencia definitiva.
Cuestionado sobre lo que fue el Tercer Informe de la alcaldesa Tere Jiménez Esquivel, Reynoso Femat comentó que asistió a tal evento por una invitación oficial que se le hizo, resaltando el buen trabajo realizado hasta el momento, donde se destaca un Gobierno Municipal muy cercano a la sociedad, que conoce las necesidades de la población y sobre todo, que busca satisfacer lo más apremiante, por lo que auguró más éxitos para los próximos dos años de su administración.