Ludwika reflexiona sobre la justicia y la fe

CDMX.- “¡La pregunta es si podemos quitarle la vida a alguien!”, reflexiona Ludwika Paleta al hablar de la obra «Réquiem», que actualmente ensaya.
En la puesta en escena le toca interpretar a una abogada quien, junto con un sacerdote encarnado por Hernán Mendoza, sostiene una plática sobre la pena máxima aplicada a un acusado.
“A mí me encanta salir del teatro y reflexionar sobre lo que se acaba de ver y estos textos son para eso”, reflexiona Paleta.
«Réquiem» fue escrita por Reynolds Robledo, autor de «Lobos por corderos» y «Sonámbulos» y contará con la dirección de Enrique Singer.
“Son personajes que se pelean entre ellos”, comenta Robledo, “comencé a escribirlo en septiembre pasado y ya está por ser visto.
“No es un historia que podría suceder en México (por la pena de muerte), por eso se ubica en Texas, EU, donde sí se contempla eso”, añade.
Mientras Ludwika representa el lado social, Hernán, el espiritual. La justicia y la fe no se ponen de acuerdo.
“Uno construye al personaje desde el ser humano que es complejo; todos tenemos un poquito de todo y eso es lo que hace identificarnos, siendo personajes reales, no hay espacio para engañar, para fingir”, considera Hernán.
La temporada será únicamente de cuatro semanas en La Teatrería de la colonia Roma, de la Ciudad de México, arrancando el 5 de octubre. (EL UNIVERSAL)