Lucía Fernanda abraza a Jesús

El Cuerpo y la Sangre de Cristo fueron otorgados por primera vez a Lucía Fernanda García Franco, a través de la hostia y el vino consagrados.
La ceremonia sacramental fue enmarcada por la Capilla San Peregrino Laziosi, donde la neocomulgante compartió emotivos momentos con sus papás: Jorge García Betancourt y Carmen Lucía Franco Ruiz Esparza, además de contar con la grata compañía de sus padrinos: José Antonio García Santos y Sofía I. Betancourt Ramírez.
Para festejar dicho acontecimiento, los papás de Lucía Fernanda ofrecieron agradable celebración en el Jardín Olivos, donde prevaleció un agradable ambiente familiar entre los asistentes.