La realidad para Houston es que probablemente sea el equipo que menos necesitaba reforzarse, la temporada pasada con el novato mariscal DeShaun Watson, los Texans se mostraron imparables con una gran defensa y una ofensiva que cosechaba puntos a diestra y siniestra. A mitad de la temporada su QB se lesionó, quedando fuera de toda la temporada y el equipo se vino abajo. Para este año Watson y J.J Watt se recuperan de sus lesiones y se espera que el equipo sea de los más fuertes de la conferencia americana. Por todo esto, no tuvieron selecciones altas al cambiarlas en años pasados, fue hasta la tercera ronda que pudieron escoger a un jugador, siendo Justin Reid el elegido para ser la primera selección, un profundo que apuntalará la defensiva texana.
Además de Reid, fueron un total de 8 jugadores más los que fueron los elegidos para probar suerte dentro de la NFL con Houston, ellos fueron: Martinas Rankin OT, Jordan Atkins TE, Keke Coutee WR, Duke Ejiofor DE, Jordan Thomas TE, Peter Kalambayi LB y Jermaine Kelly CB, quienes vestirán los colores de los Texans para esta temporada; el equipo se concentró en elegir algunas piezas para la ofensiva que Watson comandará con la encomienda de ser nuevamente un equipo imparable.
En la agencia libre, trece jugadores fueron elegidos para intentar ganarse un lugar dentro del equipo y sorprender con su talento a pesar de no ser elegidos dentro del draft. Los jugadores que pondrán a prueba su capacidad son: Davon Coleman RB, Terry Swanson RB, Jester Weah WR, Vyncint Smith WR, K.J. Malone OT, Anthony Coyle OT, Jaryd Jones OG, Kingsley Opara DE, Mason Gentry DE, Andre Chachere CB, Devin Bellamy DB, Shawn Boone DB y Trevor Daniel P.

¡Participa con tu opinión!