Por incosteable, un sesenta por ciento de los taxistas de Aguascalientes ha decidido no prestar el servicio en el horario nocturno, dejando en el desamparo a los usuarios, reconoció el presidente de la AUGTEA, Óscar Romo Delgado.

Aseveró que el alto precio de las gasolinas ha absorbido una gran cantidad de los ingresos de este servicio, conduciendo a muchos a tomar medidas extremas como retirar sus unidades de las calles después de las diez u once de la noche, acompañado también que la solicitud del servicio se reduce significativamente.

El dirigente de las Agrupaciones Unidas del Gremio Taxista del Estado de Aguascalientes aseveró que esta realidad hace evidente la urgente actualización de las tarifas del servicio de taxi, y se continuará insistiendo ante el gobierno del estado, a quien se le ha presentado el diagnóstico y se desea que se autorice una de turno matutino y otra para el nocturno.

Agregó que laborar por las noches representa más esfuerzo y riesgo para los choferes, ya que a veces no hay suficiente trabajo para todos y además el costo de la gasolina no ayuda a la economía del servicio, porque se lleva a una persona a un domicilio, pero el regreso lo hace solo el operador, lo que representa únicamente costos.

Por esa razón, en las últimas semanas y meses ha ido aumentado la cantidad de personas que optan por no prestar el servicio durante las noches, señaló Óscar Romo Delgado.

De ahí la necesidad de solicitar una tarifa nocturna para alentar la prestación del servicio y también favorecer mejores condiciones a los concesionarios y a los choferes de taxi del estado de Aguascalientes, sostuvo el presidente de la AUGTEA.

Por último solicitó la comprensión de la Coordinación de Movilidad para que pronto se acuerde una nueva tarifa, la cual es urgente para este gremio que durante años se ha mantenido leal operando con lo vigente, pero ya resulta insostenible tal situación.