David Reynoso Rivera Río
La reflexión es, sin lugar a dudas, una de las herramientas más poderosas que tenemos los seres humanos, ya que nos permite tanto entender como comparar situaciones para buscar mejorar como personas. Los mayas, los romanos y en general todas las sociedades, han demostrado a lo largo de los tiempos, una sapiencia inigualable al crear calendarios con la intención de medir el tiempo y establecer ciclos en la vida.
Todo periodo tiene diversas facetas y es momento de caer en cuenta que ya ha terminado el 2014. Año que resultó ser sumamente interesante para nosotros los mexicanos, ya que vivimos situaciones en el ámbito político que he venido abordando en mis diferentes escritos, las cuales considero importantes y dignas de un profundo análisis. Comienza el 2015 y con ello una nueva oportunidad en nuestras vidas para realizar los ajustes necesarios a nuestros nuevos propósitos, en aras de consolidarnos como esas personas de bien que tanto anhelamos llegar a ser. En lo personal, quiero agradecer su lectura a lo largo del año anterior y desearles a todos ustedes un año lleno de amor, éxitos, salud y mucha felicidad.
Llegó el 2015 acompañado del primer mensaje de nuestro Presidente, del cual me permití extraer las principales ideas de manera que todos ustedes puedan conocerlo. Tras llamar a la unidad como país y con base en las Reformas Estructurales que surgieron en el año anterior, enlistó las primeras siete acciones del año para impulsar la economía familiar de los mexicanos; primeramente, el comienzo de la baja a las tarifas eléctricas tanto para consumo residencial como industrial. Como segundo punto, se detienen por completo los ya conocidos gasolinazos y como producto de la reforma en materia de telecomunicaciones, desde el primer día del año ya no tendremos que pagar por el servicio de larga distancia nacional.
Como cuarta acción, se destaca el hecho de que más de 10 millones de familias de escasos recursos recibirán de forma gratuita un televisor, para no quedar excluidos del llamado “apagón digital”. Aplaudo el hecho de que se anunciara el mayor programa de impulso a emprendedores, del que nos veremos beneficiados nosotros los jóvenes de 18 a 30 años. El listado continúa con la aceleración de la construcción de viviendas a partir de la implementación de medidas fiscales que impulsen a este sector y, finalmente, se mencionó que a partir del 1 de enero, las actividades agropecuarias de los estados de Chiapas, Guerrero y Oaxaca ya cuentan con un trato fiscal preferencial en aras de mejorar la economía.
Una vez comentado lo anterior, no podía dejar de aprovechar la oportunidad para recordarles a todos ustedes, que el 2015 también será un año que promete mucho, pero que implicará a la par una gran responsabilidad de todos nosotros como ciudadanos aguascalentenses. Tendremos en nuestras manos el poder elegir nuevamente a nuestros diputados federales, motivo por el cual invitaré a todos a ser críticos y exigentes, a conocer a nuestros candidatos y elegir a los mejores representantes que permitan velar por que Aguascalientes siga consolidándose como ese referente de progreso a nivel nacional e internacional.
Aclarando que los resultados jamás van a depender únicamente de nuestra clase política, ni lograrse por arte de magia si nosotros no empezamos por realizar pequeños cambios en nuestras vidas. Lo he dicho infinidad de veces y esta no será la excepción, no dejemos de tener como propósito para este 2015, el ser mejores ciudadanos, habrá que seguir poniendo de nuestra parte para, entre todos, generemos más y mejores oportunidades. Las cosas no son ni serán siempre fáciles para nadie, no lo son para el desempleado, a quien ningún discurso va a aliviar su pena ni para el empresario, muchas veces obligado a despedir a sus empleados muy a su pesar. Pero tampoco para quienes están al frente de nuestros ayuntamientos, congresos o gobierno y resulta muy duro gestionar recursos tan escasos, que ni política ni personalmente les es fácil tomar decisiones. Por lo que la única consigna, es que cada quien en sus respectivos ámbitos, tendrá que seguir luchando sin desmayo para defender la sociedad mexicana en la que creemos.
Por lo pronto, no me queda más que despedirme y comentarles que me he comprometido a hacer del año 2015, un año en el cual SAPIENS IUVENTUS busque seguir mejorando y tenga mejores contenidos que espero sean de su agrado.
Correo: [email protected]
Twitter: @davidrrr

¡Participa con tu opinión!