Por FRANCISCO VARGAS M.

Agradable, interesante y ameno resultó el Festival Taurino que se realizó este sábado por la tarde en la Plaza Monumental, mismo que sirvió para festejar al Trabajador Textil y de la Confección, en su XXXII Aniversario, festejo con buena organización dando al final como gran triunfador a Diego Sánchez quien cortó un total de dos orejas; mientras que Javier Castro se llevó un apéndice. Por su parte, los demás alternantes pincharon sus faenas perdiendo premios sin duda alguna. Pasemos amigos a que se enteren lo que comentaron los protagonistas de este entretenido festejo para todos ustedes:

ISRAEL TÉLLEZ
“A mi toro por su poca fuerza no se le podía obligar, dentro de todo fue muy noble te dejaba disfrutar pero hacía falta ese puntito para que la faena tomará vuelo, la verdad yo me sentí muy a gusto desde con capote y lo toreé siempre con mucha suavidad”.
“Desde que me estaba vistiendo junto con mi hijo Gerardito fueron sensaciones hermosas, esto ha sido mi carrera y vida, por qué no transmitirlo a mi hijo, en casa se vive y respira toros”.

JOSÉ MAURICIO
“EL toro fue buenísimo, me encantó, lástima lo de la espada se me fue el triunfo, he toreado con el alma y sentimiento creo que esto se vio reflejado en el ruedo; me sentí muy a gusto, creo que la gente se quedó con momentos de mi faena”.

GERARDO ADAME
“Pienso que me llevé el toro más complicado, el esfuerzo se hizo, estuve firme haciéndole bien las cosas para el novillo; no siempre las cosas como uno espera, a continuar preparándose para la Plaza México”.
“Me quedo con lo hecho con la mano izquierda donde fui haciendo al astado poco a poco”.

DIEGO SÁNCHEZ
“Pude expresar y sacar el toreo que llevó adentro, el toro me permitió estar bien con él y hacer una faena que tuvo calado”.
“El toro tuvo su distancia bien definida y toques precisos, al final todo salió bien; mi brindis a Gerardito es para demostrar que en la fiesta se demuestran ejemplos bonitos”.

JAVIER CASTRO
“Venir a esta plaza una de las más importante de nuestro país para mí es un halago, la verdad fue una faena que uno sueña, hubo naturales que disfruté muchísimo”.
“Al toro había que tenerle paciencia y traerlo embebido en la muleta, gracias a Dios le pude sacar esos naturales, a parte lo importante es que se tocó pelo y más en mi situación”.

JOSÉ MARÍA PASTOR
“Que pena lo de la espada, pero la actitud es lo que nunca se tiene que quedar en casa, repito una pena pinchar una faena como la que hice y más en esta plaza tan importante donde un triunfo repercute a nivel nacional ya sea festival o corrida; la entrega y cariño de la gente importante”. ([email protected] )