Por FRANCISCO VARGAS M.

Con un lleno hasta las banderas, gran ambiente en los tendidos, un bello cuadro flamenco previo al paseíllo, se dio la Segunda de la Temporada Novilleril 2018, en la cual se cortó una sola oreja, misma que fue para el joven aguascalentense José María Hermosillo, quien a la postre se alzó como el gran triunfador del festejo, en el cual el también acalitano Juan Pedro Herrera, tuvo una actuación llena de valor y entrega, llevándose una cornada en la axila derecha y muchos golpes en todo el cuerpo, dejando ver el poco rodaje que tuvo el año pasado, siendo llevado al final a una clínica de esta ciudad para ser intervenido quirúrgicamente. Por su parte el queretano Diego San Román, quien sumó su segunda novillada con caballos, dejó ver que tiene un interesante concepto del toreo, como también buen potencial, será cosa de seguir dándole toros.
Mención especial el encierro de la ganadería de San Martín, dehesa que regresó al coso centenario después de varios años, enviando el licenciado don Alberto Baillères y su hijo Juan Pablo, novillos-toros con edad y buena presencia, siendo algunos de ellos aplaudidos al momento de saltar a la arena, recibiendo el tercero de ellos el arrastre lento, premio que bien merecía el primero y segundo de la tarde.
Pasemos, amigos lectores, a que se entere lo que comentaron los protagonistas de esta novillada, conceptos que no pudo dar Juan Pedro Herrera, por los motivos antes mencionados.

JOSE MARÍA HERMOSILLO
“La oreja que corté es importante, gracias a Dios pude expresar algo de lo que siento, demostré también que me puedo dar arrimones, con un sabor agridulce porque pinché a mi primero; pero bueno a seguir trabajando con la espada sobre todo.
“Mi primer novillo respondió y le pegué buenos pases lástima que lo pinché; a mi segundo le hice una faena de entrega, creo que la gente lo apreció; nunca lo apreté, siempre intenté sacarle pases largos.
“Salieron novillos fuertes, un encierro bien presentado, que bueno para que la gente vea la capacidad que tenemos nosotros los novilleros.

DIEGO SAN ROMÁN
“Mi debut en esta bella y gran plaza no fue como lo esperaba, como torero busco siempre que se vean las ganas que tengo por serlo y desarrollar en cada novillada.
“Lo que más disfruté esta tarde fue sin duda la entrega del público y gran afición; ver los tendidos llenos motiva mucho a nosotros los novilleros.
“El encierro estuvo bien presentado, en general fue buena la novillada; pienso que me llevé el lote menos toreable; pero bueno a seguir preparándome.
“Me voy con un sabor amargo, pero con la frente en alto para seguir mañana entrenando y continuar con el dedo en el renglón; con el enorme deseo de volver a esta importante plaza, concluyó”.

([email protected])