Seis de cada diez egresados de las carreras de gastronomía en Aguascalientes siguen emigrando a destinos turísticos, principalmente de playa, para ejercer su profesión, señaló el presidente de Canirac, Santiago Muñoz Romo.
Los cuatro restantes que se quedan en la entidad se están empleando fundamentalmente en cocinas de hoteles, porque los restaurantes no pagan salarios de chef y aquellos que cuentan con capital se están animando a invertir en proyectos innovadores, agregó.
Tal es el caso de dos nuevos establecimientos que se están incorporando al mercado gastronómico en el lapso de un mes, con inversión local, conceptos modernos y cocina de autor, es decir, platillos “diseñados” y elaborados con recetas nuevas y propias.
Son negocios que están aportando al sector de la gastronomía local, donde la preferencia generalizada de quienes acostumbran a salir a comer fuera de casa se centra en tres líneas básicas: las carnes, la comida italiana y los mariscos, en ese orden de importancia.
Al respecto, Muñoz Romo destacó que el sector continúa creciendo, con buena aceptación y ya no sólo en la cocina tradicional, sino experimentando nuevos modelos de ofrecer el servicio porque el mercado sin duda ya lo estaba pidiendo.
Prueba de ello, dijo, es que a pesar de que algunos establecimientos están aplicando precios que en Aguascalientes no estamos acostumbrados, los comensales los están aceptando por la calidad del servicio, alimento y presentación que están introduciendo al área restaurantera de la entidad.
Una de las características que se está dando en estos nuevos establecimientos es que favorecen el uso de productos locales, principalmente en vinos, quesos y pan, así como alimentos perecederos propios del estado y la región.
Se trata de una dinámica que podría empezar a crecer independientemente del tamaño de los negocios, porque incluso hay sitios pequeños con toque gourmet que están siendo bien aceptados y que implican menor inversión.
“El caso es que ya se empiezan a aplicar aquí los conocimientos adquiridos profesionalmente, y las playas, como única opción para ejercer la profesión, empezarán a declinar paulatinamente”, expuso por último.