Una pareja que se encontraba presuntamente bajo los efectos de las sustancias prohibidas, fue detenida por elementos de la Policía Municipal acusados de violencia intrafamiliar. Uno de sus hijos que presenció la acalorada discusión entre sus papás, fue quien solicitó la intervención de la autoridad.
Lo anterior se registró cuando los preventivos al circular sobre la calle Vivero de la Hacienda en el fraccionamiento Casa Blanca, en determinado momento se percataron que un niño les hacía señas pidiéndoles que detuvieran su marcha, por lo que de manera inmediata atendieron el llamado. El infante de 5 años detalló que su papá se encontraba agrediendo a su mamá, llevando a los oficiales hasta el domicilio. Fue así que siguiendo al menor, los elementos confirmaron que una pareja se encontraba agrediéndose, mientras que otro niño de 7 años de edad estaba siendo resguardado por una vecina para evitar que resultara herido en el conflicto entre sus padres. Ante la petición de los menores, los oficiales intervinieron separando a la pareja, momento en que detectaron que ambos parecían estar en estado de intoxicación, además de que en el inmueble habían varias pipas y bachichas con residuos calcinados aparentemente de droga.
Debido a esta situación, y ya que tanto la madre como el individuo referían ser la victima de agresiones, la pareja fue presentaba ante el juez Calificador de la Dirección, quedando asegurado quien dijo llamarse Ervin, de 24 años de edad, al conocerse que tenía una orden de restricción en su contra, la cual había violentado al acercarse a la madre de los pequeños. Asimismo, los menores quedaron momentáneamente en resguardo del Área de Trabajo Social de la Dirección de Justicia Municipal, en donde fueron alimentados por los uniformados que los rescataron, ya que referían no haber probado alimentos desde hace un tiempo considerable.
Finalmente, la madre solicitó que se le hiciera entrega de sus hijos, sin embargo, previo a ello fue canalizada al Área de Trabajo Social para brindarle ayuda a través de las instancias correspondientes y dar seguimiento a su caso y a la situación de los menores.